Constantes protestas se dan en el hospital Teodoro Maldonado Carbo del IESS, en Guayaquil. Además el fondo de salud del Instituto "está quebrado”, dijo a comienzos de julio, César Rodríguez, miembro del Consejo Directivo de la entidad. Foto: Jorge Guzmán




Publicidad


Que el Estado pague su deuda al seguro social; que aporten cónyuges e hijos, y campesinos, afiliados; fiscalizar y cobrar a exgobernantes y directivos del IESS por mal manejo de dineros. (I)


Ruth Piedra Rodríguez

Para remediar el problema, el IESS -Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social- debe cobrar un porcentaje a los cónyuges e hijos menores de 18 años de los afiliados, por cuanto al año se gastan alrededor de 400 millones de dólares en la atención a estas personas. (O)


Publicidad

Fiorello Centanaro

El IESS no debe ofrecer servicios de salud que según la Constitución son de responsabilidad del Estado. Los afiliados al seguro social deben tener la opción, con base en un aporte, de escoger su proveedor de salud si así lo desean, obviamente, en planes a su medida e ingresos.

El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social debe limitar su campo a las prestaciones de jubilación por vejez, enfermedad o riesgos del trabajo. (O)


Dante Battaglia

En nuestra querida Latinoamérica tenemos países ricos mal administrados. En Ecuador no somos diferentes, todos sabemos de la corrupción, sin embargo el seguro social le presta dinero al Gobierno. Quien le presta a un despilfarrador, aténgase a las consecuencias.

Solución: blindar al seguro de préstamos. Solamente los aportantes al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social deberían tener acceso a los préstamos con bajos intereses. (O)


Eulalia Íñiguez

Subir la edad para la jubilación a 65 años, o 40 años de servicio laboral sin límite de edad. Pasar el seguro social campesino a los hospitales públicos y que el Estado mejore la asistencia médica y social al 100 %. Para la atención de hijos menores de 18 años, aportar con un 60 % de la cantidad que paga un afiliado voluntario. Realizar un control a las medicinas que ingresan y salen a través de un sistema digital como poseen en Argentina.

El IESS es responsabilidad de todos. (O)


Marco Antonio Medina

El seguro social no debe tener ningún nexo con el Gobierno; aplicar estrictamente lo que está escrito en la Constitución, todo trabajador debe aportar al IESS.

Sobre los políticos que tienen otro seguro y deben pagarlo de sus bolsillos, el Estado no tiene que darles ningún extra que no sea el sueldo que la tabla salarial oficial pone como límite; así todos los políticos sentirán la necesidad que tienen todos los ecuatorianos. (O)


Eduardo Samaniego

El Gobierno debe pagar inmediatamente lo que le adeuda al IESS y proponer un aumento de un punto para la atención a las personas que tengan hijos de más de 5 años de edad. (O)


Efrén Barbosa

Que se despolitice el IESS. Que dejen de robar. Y que todo el personal del seguro social se ponga a trabajar. (O)

Leonardo Guarquila S.

Deberían clarificar la información, ya que se manejan varias versiones de lo que está pasando con los fondos del IESS, y ante la corrupción y la falta de seriedad de los políticos y directivos del seguro social, no es muy claro el resultado del problema, por muchas opiniones que se puedan dar. (O)


José E. Ortoneda Sánchez

¿Qué debe hacer el Gobierno para salvar el fondo de salud del IESS que se dice que está quebrado? Tiene que certificar su real situación, establecer mediante fiscalización con cuánto se dispone y si han cumplido correctamente su trabajo quienes han estado a cargo de la institución, para determinar si continúan o no en sus funciones o si son cambiados por personas idóneas, responsables, honestas y capacitadas.

Si se determina que está quebrado dicho fondo, el Gobierno tendrá, de manera urgente, que buscar una fórmula que le permita destinar el pago total o parcial de lo que le adeuda al IESS, para que así se brinden todos los servicios que hoy no da la seguridad social a los trabajadores ecuatorianos, específicamente a los afiliados activos y jubilados. Se impone una revisión que permita aclarar a todos los afiliados y jubilados por parte del nuevo Gobierno –que le toca el turno de enfrentar tremendo problema– qué se hizo o cómo se utilizaron esos dineros, y por qué no se ha cancelado la deuda que tiene con el seguro social hasta el momento presente; pues son miles de millones de dólares en juego y algo se tendrá que hacer para que no se sigan burlando del ya sacrificado y noble pueblo ecuatoriano, y pueda acceder a los servicios establecidos por los que mensual y oportunamente ha estado aportando. Todos los jefes de Estado que han tenido que ver con estas acciones anómalas tendrán que ser llamados a rendir cuentas al mandante, el pueblo ecuatoriano. (O)


Griselda López

Los que se benefician de la seguridad social y prácticamente no aportan como son los del seguro campesino, y las parejas e hijos de los afiliados al IESS. Si no pueden aportar económicamente como hace todo trabajador cada mes, que se suspenda el beneficio que reciben del IESS y el Estado se encargue de darles salud, préstamos, etc. Fiscalizar a todos los presidentes y a sus equipos de gobierno, y a los que manejaron el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, y de encontrar culpables que a toda esa gente les hagan embargos, paguen los dineros que tomaron o mal administraron, además de sancionarlos con la cárcel. También proceder así con los que siguen robando al IESS, los medicamentos, insumos, pruebas para COVID, etc., y están orondos, impunes. (O)