Educar con valores a padres e hijos; trabajo digno; autoridades honestas; ética en administrar la justicia; cadena perpetua para corruptos; son ideas de unos lectores, contra la delincuencia. (I)

Gian Cevallos Gallegos

La respuesta es sencilla: no se puede. En el Ecuador tenemos una Constitución altamente garantista, al igual que nuestro derecho procesal penal (y lo que conlleva), por lo que quien delinque siempre llevará un privilegio hasta el momento que se dicte sentencia.

El problema es que las autoridades judiciales malinterpretan el sentido garantista que la ley otorga al derecho penal, y lo mismo a los procesados, puesto que se ve sinnúmero de casos en los que ciudadanos (incluyendo policías) se perjudican al defender bienes en riesgo. Por ejemplo, si me quisieron robar el teléfono inteligente y le caí a golpes al ladrón quien quedó con heridas mientras yo sigo con mi celular y sin rasguño; cómo pruebo eso al juez. Esto crea incertidumbre jurídica y miedo en la autoridad policial al actuar, y su entrenamiento es negligente y esto provoca que quienes nos protegen, hoy lo hagan de manera poco eficiente; cuestión que provoca aumento de la delincuencia. (O)

Publicidad


Álex León Ramírez

Nuevamente nuestro país hace noticia por las muertes por exterminio sin precedentes, en que además se atenta contra la propiedad.

Este tipo de crímenes son condenados por el mundo civilizado (en nuestro país en casos análogos ha predominado la impunidad) y deben ser castigados, tanto los autores principales como los cómplices, a fin que las víctimas no se conviertan en trofeos de su totalitarismo. Uno de sus efectos es la intimidación. Estos desbordes que se realizan de manera irracional e indiscriminada son planificados en detalles. Es necesaria la intervención del Estado, esta perturbación que no puede ser erradicada en nuestra sociedad únicamente con reformas a las normas jurídicas. No hay que olvidar que violencia engendra violencia. (O)


Geraldo Peñafiel O.

Publicidad

Con trabajo digno; educación con valores éticos a padres, hijos, por parte de un ministerio de bienestar familiar; tener autoridades honestas en la Asamblea, administración de justicia, policía, gobierno.

También con crear la cadena perpetua para criminales, corruptos, violadores, asesinos y violentos con mujeres, ancianos, niños; políticos que roban al Estado, sobornan, cobran diezmos, trafican con insumos médicos, realizan inmorales negociados o contratos públicos con familiares, etc. (O)