Moreno, ¡otra vez! Don Lenín fue a Miami, dio una conferencia magistral, ahí declaró que le hubiera gustado renunciar; el problema es que sus vicepresidentes no han servido, uno fue destituido, otro renunció cuando nadie lo esperaba después de pasearse por todo Ecuador en la pandemia, y de la tercera persona me abstengo de comentar.

También manifestó que hubiera querido tener otro pueblo. Qué grosería. Y lo dijo en el exterior sin ponerse colorado. El pueblo, que él dice, lo ha mantenido durante 14 años. Que se acuerde de Suiza. De esa plata tiene que dar cuentas. Con esta última carta sobre el señor, le deseo que tenga un buen retiro, que nunca más piense en la política. Ojalá no gane doble sueldo como presidente y exvicepresidente. Yo solo tengo el mío, de mi jubilación, después de trabajar 50 años. Así también espero que su círculo íntimo no crea que seguirá en la nube y tenga alguna posibilidad política. (O)

Álvaro Luque Benítez, abogado, Guayaquil