Qué necios, irresponsables, los que quieren que abran las puertas de estudio para dar clases presenciales en los colegios, las escuelas, los institutos, las universidades para tener más muertos.

¿No les importa la vida de niños, adolescentes, jóvenes, gente adulta, la que en esta época de infección se va a enfermar con toda seguridad del coronavirus?

Les hago otra pregunta a esa gente, ¿no tienen parientes, no tienen amigos que hayan muerto de COVID–19, y por lo tanto, ustedes no saben lo que es perder un ser querido? La respuesta será que no, por esto proponen disparates. (O)

Samuel Peñafiel, Durán