Un año de pandemia y estamos tomando las mismas medidas, porque el Gobierno no armó un plan serio de vacunación contra el COVID-19, educar a la población ni rearmó el sistema de salud.

Esta pandemia ha sido una debacle económica para la mayoría de las industrias del país.

Yo pertenezco al sector de eventos, los cuales están paralizados casi en su totalidad desde hace un año. No tenemos ingresos y los que teníamos el privilegio de haber ahorrado antes de esto, hemos podido sobrevivir en algo. Pero esos ahorros se están acabando y nuestras oportunidades laborales son escasas o nulas. En vez de recibir ayudas o salvatajes, lo único que hemos recibido es una extensión de nuestros problemas: medidas a media llave que no ayudan en nada. Estas políticas lo único que han logrado es que se extienda la desaceleración económica de ciertos sectores (turismo, gastronomía, eventos) pero no la pandemia, la cual está agarrando más velocidad. Las medidas han sido tomadas por políticos buscando aparentar que se hace algo sin crear zozobra económica, pero lo que no ven es que están creando un problema a mayor plazo. Mientras los expertos piden a gritos que nos encierren, los políticos nos encierran en horas donde solo se evitan las fiestas (mi sector es el perjudicado).

Sin embargo, un buen encierro limitado y con objetivos claros es necesario, si no en dos meses más muchos de nosotros ya no podremos pagar cuentas, deudas, etc. A estas alturas es casi retrógrado pero igual de necesario que nos confinen, es algo para que se desacelere urgentemente la pandemia y nos dé un respiro muy necesitado. Pero no solo el Gobierno ha sido responsable de los contagios, sino también aquellos ciudadanos que siguen comportándose irresponsables y no tienen cuidado con su salud y la ajena. Por temas laborales me ha tocado ver de cerca los efectos del COVID-19 en la población y no es nada leve, he tenido que ver personas al borde de la muerte, fallecer y ser llevadas a la tumba. No es un chiste. Como comunidad hemos fracasado al educarnos por WhatsApp en vez de usar los miles de vías disponibles que tenemos para educarnos, además de lo que el Gobierno pudo haber hecho sobre el COVID-19. Las medidas inútiles y desinformadas no van a ayudar. Es hora de que los políticos se hagan a un lado y dejen que los expertos en pandemia sean quienes tomen las decisiones importantes. (O)

Mauricio Torres Álvarez, fotógrafo y periodista, avenida Samborondón