Mi infancia fue bella en mi ciudad de Santa Elena en compañía de mis padres, que me educaron con valores, honestidad, sinceridad, amor. Hoy veo adolescentes en los parques comprando drogas para consumir y dedicarse a robar. Me pregunto, ¿serán los programas de la televisión con agresividad y violencia que a diario ven y aprenden los jóvenes? ¿Qué está fallando? Las familias desorganizadas, existe violencia, machismo, alcoholismo, padres dando mal ejemplo, no valorizan a los hijos. Recuerdo a mis queridos profesores, desde la escuela me enseñaron a decir “señor, usted” cuando me dirigía a otra persona y no como lo hacen muchos: “oye tú”.

Cuando laboré en una fundación para alcohólicos y drogadictos con problemas de violencia sexual, prostitución familiar; después de la rehabilitación, me decían “gracias a sus consejos sobre Dios mi vida cambió”. (O)

Manuel Alejandro Reyes, doctor, Santa Elena