Personas mayores forman largas colas en las instituciones financieras soportando las inclemencias del tiempo y arriesgando su salud con tal de recibir su pensión.

Se vuelve prioritario que el pago se realice en las cuentas de ahorros que les sean asignadas y puedan retirar su dinero por cajeros automáticos y no sea necesario que tengan tarjeta; con un código que les den, podrían retirar el dinero. Los guiarían estudiantes de educación superior y se les haría valer como horas de vinculación con la sociedad, que es un requisito para poder graduarse. (O)

Julio Ernesto Gómez Assán, ingeniero eléctrico, Daule