Mañana es el Día de la Madre y todos queremos agradarla, incluso si ya partió al cielo, con flores.

En las celebraciones del Día de la Madre, etc., se activan supuestas promociones electrónicas que solicitan ‘actualizar’ tu información para que puedas participar en diferentes tipos de ‘premios’. La modalidad se denomina phishing, que es un método para engañarte y hacer que compartas información estratégica; también te envían un mensaje a tu correo de trabajo para ‘actualizar datos’ y puedas participar en ‘premios’ atractivos, incluso adjuntan un link para acceder a la base de datos de tu empresa, esto se denomina ransomware o secuestro de datos, que es un programa o software que restringe tus aplicaciones para luego chantajear a la máxima autoridad de tu empresa, tu trabajo, solicitándole que deposite un valor muy importante de dinero en una cuenta en el exterior y a cambio le habilitan el sistema computacional de la empresa donde tú trabajas. No solo tratarán de comprometer tu información personal, sino de la infraestructura tecnológica donde tú laboras.

En educación financiera tenemos que ser muy cuidadosos con la información que proporcionamos a terceros.

No nos dejemos engañar del diseño de la plataforma o del uso de logos que son muy conocidos en el mercado. Siempre tenemos que estar alertas ya que a nivel mundial existen bandas criminales de delincuentes con muchas experticias tecnológicas que se dedican a engañar, asaltar, extorsionar, pescando a río revuelto hasta ver quién cae en sus redes delictivas de robo de identidad, robo de datos personales, obtención de las claves de tarjetas de créditos, de números de cuentas bancarias, etc., o incluso si aceptamos su link de ingreso y comprometemos el lugar donde laboramos. (O)

Gunnar Lundh Iturralde, periodista, Guayaquil