Después de cuatro meses de entrenamiento, cinco oficiales de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE) se graduaron esta semana como Controladores de Interceptación (CI) del espacio aéreo, entre ellos está Jessenia Gualoto, una subteniente de 23 años, quien es la primera mujer en pasar este curso.

En la Base Aérea Simón Bolívar, ubicada atrás del aeropuerto de Guayaquil, se realizó la ceremonia de graduación este jueves. Son cinco subtenientes quienes a partir de ahora serán parte del equipo que realiza las operaciones de vigilancia del espacio aéreo, y los superiores destacan muy orgullosos que una mujer ingrese a esta área.

Jessenia Gualoto es subteniente de la Fuerza Aérea, tiene 23 años y ahora trabaja como controladora de interceptación aérea. Foto: Ronald Cedeño

Explican que entre las materias ellos vieron teoría de radar, teoría de interceptación, defensa aérea, fraseología y comunicaciones. Durante ocho horas teóricas y seis horas prácticas fueron parte de simulaciones, dirigieron misiones y atendieron emergencias.

Luego de graduarse, la subteniente y sus compañeros serán parte del equipo que realiza las operaciones de vigilancia del espacio aéreo nacional en el Puesto de Mando y Control de Guayaquil.

Publicidad

Gualoto a partir de ahora pasará entre cuatro y cinco horas al día en el tablero, haciendo contacto con torres de vigilancia del espacio aéreo, revisando planes de vuelo programados y muy atenta para detectar tráfico no identificado que suele aparecer en el cielo nacional y que normalmente corresponde a narcoavionetas que vuelan bajo para no ser detectadas al recoger cargas de alcaloide en zonas rurales.

Hace un mes, la Fuerza Aérea reveló que solo durante los primeros 63 días del 2021 se decomisaron tres narcoavionetas en Galápagos, en Esmeraldas y en Santa Elena, sin embargo, los radares habían detectado al menos seis de esas aeronaves que ingresan a espacio aéreo sin autorización.

La subteniente Gualoto explica que una vez que se detecta un vuelo no autorizado se empieza a coordinar con la Policía, con Inteligencia e incluso se hace contacto con Fuerzas Aéreas extranjeras, con las que hay convenios de cooperación.

La subteniente es oriunda de Cuenca y aunque sus padres no pudieron acompañarla en la ceremonia dijo estar muy feliz y orgullosa de este nuevo paso en su carrera, pues al ver su ejemplo otras mujeres oficiales ya se han inscrito para la próxima edición del curso.

Tras graduarse del colegio, Gualoto pasó cuatro años en la Escuela Militar de Aviación, luego realizó varios cursos de perfeccionamiento dentro de su especialidad para tener una idea global del control del espacio aéreo a nivel nacional.

Hay cuatro mujeres trabajando en la defensa aérea de Guayaquil: una instructora, la subteniente Gualoto y dos cadetes.

Tras la graduación, se hizo una ceremonia en la que a los cinco graduados les entregaron una moneda conmemorativa. (I)