A 34 años y 4 meses de pena privativa de libertad fue sentenciado un joven como responsable del asesinato de su padre Oswaldo Angulo Quiñónez, registrado en Quinindé, centro de la provincia de Esmeraldas, el 20 de junio del año pasado.

Luego de cerca de un año de indagaciones y procedimiento judicial, los jueces Erika Herkt, Carlos Barrera y Walter Caicedo, del Tribunal de Garantías Penales de Esmeraldas, dispusieron además que el procesado pague $ 30.000 como reparación integral.

El atentado criminal sucedió en el interior de la vivienda de Oswaldo Angulo Quiñónez, de 71 años, quien laboraba como carpintero en el sector del malecón de la localidad esmeraldeña.

Crimen

Publicidad

Un vecino del barrio, al escuchar los gritos del adulto mayor, ingresó a la vivienda y logró neutralizar al agresor, mientras otros moradores al enterarse del incidente pidieron ayuda, a través del ECU911, a la Policía Nacional.

Al parecer, el incidente se originó mientras departían un momento familiar y se produjo una discusión entre el ahora sentenciado y su padre, se indicó en un comunicado. Oswaldo Segundo A. B. tomó un machete del taller de carpintería de su progenitor, ocasionándole catorce heridas profundas, la mayoría en la cabeza, según las indagaciones judiciales.

En el hospital Padre Alberto Buffoni de Quinindé, galenos comprobaron el deceso del adulto mayor.

Cita judicial

Durante la audiencia de juicio, el fiscal Ángel Badillo Barreno presentó los testimonios de los agentes policiales que tomaron procedimiento tras los hechos, asimismo, las declaraciones de un testigo presencial, el informe de la necropsia practicada al cuerpo de la víctima, el informe de reconocimiento del lugar de los hechos y evidencias, entre otros elementos de convicción.

Oswaldo Segundo A. B. fue procesado por el delito de asesinato de acuerdo con el numeral 1 del artículo 140 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), con las agravantes determinadas en los puntos 7 y 9 del artículo 47 del mismo cuerpo legal. (I)