En un espacio abierto y bajo una carpa se realizó el velatorio de seis de los ochos fallecidos por el choque frontal de dos vehículos, ocurrido en la vía Quinindé-La Unión-La Concordia, la mañana de este lunes 22.

Las honras fúnebres se efectuaron en el barrio Luz de América, de la parroquia La Unión, donde amigos y familiares dieron el último adiós a sus seres queridos. En el sector se ubicaron los cofres mortuorios de Nayeli Basurto, 47 años; Milton Díaz, 49; Washington Díaz, 40; Scarlet Díaz, 15; Erick Díaz, 8; y Dylan Orozco, 9, luego de que sus familiares realizaron los trámites y se cumplieron con los respectivos exámenes de autopsia en el Centro Forense de Esmeraldas.

Los seis fallecidos eran miembros de dos familias y salieron la madrugada del lunes desde la parroquia La Unión, en una camioneta Chevrolet, a sus labores agrícolas, cerca del cantón La Concordia.

Ocho muertos y tres heridos tras choque de dos vehículos en la vía La Unión - Quinindé, en Esmeraldas

El sepelio estaba previsto en el cementerio de esta jurisdicción parroquial.

Publicidad

Los otros fallecidos son: Israel Plaza, sobrino del asambleísta esmeraldeño Lenín Plaza, y Juana Boy Montaño, quienes viajaban en un vehículo Chevrolet Captiva.

El percance de tránsito habría ocurrido por la pérdida de pista e invasión de carril de uno de los automotores siniestrados, según Fabián Mejía, oficial de policía del Servicio de Investigación de Accidentes de Tránsito (SIAT) de Quinindé.

Tras el impacto, los dos automotores se incendiaron y la mayoría de sus ocupantes de ambos vehículos quedaron atrapados entre los fierros retorcidos.

Bomberos de Quinindé y de la parroquia La Unión llegaron al sitio e intentaron rescatar a las víctimas, pero algunos ya habían muerto incinerados. Tres personas heridas fueron derivadas a Quinindé, informó el ECU911.

Otras dos víctimas

En el Centro Forense de Esmeraldas permanecían hasta este miércoles los cadáveres de José Plaza Portocarrero y Juana Boya Montaño, fallecidos junto a otras seis personas, en el accidente de tránsito del lunes último.

La ausencia de un antropólogo forense en Esmeraldas para el reconocimiento legista de los dos cadáveres era uno de los inconvenientes para retirarlos, sostuvo Dulce Plaza, familiar de uno de los fallecidos. Ellos esperaban con los cofres mortuorios frente al centro forense para trasladar los cadáveres al cementerio de Borbón, del cantón Eloy Alfaro.

Se esperaba el arribo del mencionado profesional desde Quito u otra ciudad para el examen de autopsia, ya que fallecieron incinerados. (I)