Un agente herido por arma de fuego fue el resultado de un atentado contra la Unidad de Policía Comunitaria (UPC) de la parroquia Anconcito, cantón Salinas, en la provincia de Santa Elena.

Este hecho ocurrió la noche del viernes 7 de octubre y habrían participado tres sujetos que llegaron hasta el centro de la parroquia a bordo de una motocicleta, según testigos que mantuvieron su identidad en reserva.

Policía fue asesinado a balazos mientras realizaba control en centro de diversión nocturna de Quinindé

A través de una ventana los antisociales dispararon, y como evidenciaba de ello quedaron los vidrios quebrados.

Publicidad

El agente recibió tres impactos de bala, a la altura del cuello, el hombro y costillas. Fue trasladado a bordo de la ambulancia del Cuerpo de Bomberos de Salinas hasta una casa de salud y hasta la tarde de este sábado 8 no había un pronunciamiento oficial sobre su estado clínico.

Él se encontraba dentro de la UPC prestando sus servicios en atención ciudadana. Pese a que la Policía no ha dado una versión oficial se presume que el caso está relacionado con una amenaza, aunque no está claro a quién estaba dirigida.

La hipótesis toma fuerza debido a que en el exterior del puesto policial se hallaron dos panfletos. Uno de estos con el mensaje “Copian o se mueren, malditos. Vamos por ti, teniente, pero te me escapaste”.

Publicidad

En tanto que en otra hoja se observó la imagen del extinto narcotraficante Pablo Escobar.

Este sábado la UPC mantuvo las puertas abiertas para atender al público y se conoció extraoficialmente que nuevo personal fue asignado al lugar. Allí se encontraban tres agentes.

Publicidad

Habitantes y comerciantes situados en los alrededores se mostraron preocupados ante lo ocurrido. Pidieron acciones que garanticen la seguridad de todos y esperan que sea a corto plazo.

Con fusil atacaron a dos policías en Jujan; uno de los uniformados recibió un disparo en la cabeza

El crimen organizado mantiene en zozobra a la ciudadanía debido a que en esa localidad, reconocida como un puerto pesquero, ya suman diez las personas asesinadas al estilo sicariato en lo que va del 2022.

Así pues, se perfila como una de las zonas más sangrientas a nivel de la provincia de Santa Elena, que ya supera más de 60 muertes violentas, la mayoría por sicariato. (I)