Tatiana Calderón y Renato Rodríguez eran pareja desde hace cuatro años y ambos se hallaban como médicos posgradistas de Medicina Interna del hospital Luis Vernaza de Guayaquil. La muerte de ambos ha conmocionado no solo a quienes los conocieron sino a cada persona que se ha enterado del caso, pues las circunstancias son misteriosas y hay aún muchas preguntas sin respuestas.

La Policía investiga el hecho como un doble suicidio. Aunque los hallaron en dos lugares distintos, se presume que una pelea entre la pareja, ocurrida la noche del lunes, habría sido el motivante para que tomaran la fatal decisión.

Tatiana y Renato tenían casi tres años viviendo juntos. Hace un año se mudaron a un condominio en la Kennedy Vieja, norte de Guayaquil, pero no fue un año fácil para la pareja, pues Renato había requerido atención psiquiátrica porque tuvo dos intentos de suicidio, así lo contaron sus compañeros del hospital.

La segunda vez que Renato intentó quitarse la vida, Tatiana lo encontró y le dio los primeros auxilios. Estuvo hospitalizado y tras un tratamiento psiquiátrico volvió al hospital a trabajar.

Publicidad

Una colega de Tatiana mencionó que ella le mandó mensajes luego de la pelea y le contó que la relación se había terminado. A ella le llamó la atención que le escribió que revisara las últimas grabaciones de voz de su celular y su diario, que ahí hallaría la respuesta.

Aunque la amiga de la doctora intentó llamarla, cuenta que la hoy fallecida no le contestó.

Al día siguiente (martes), la pareja debía llegar a las 06:00 al Luis Vernaza y como no llegaron, ni contestaron las llamadas, fueron a buscarlos. En el departamento la Policía encontró a Renato sin vida, a las 09:00.

Estaba con un suero en la cama, algunos medicamentos alrededor, una botella de alcohol y la puerta del departamento tenía seguro por dentro, contó el mayor Miguel Egas, jefe de Muertes Violentas de la zona 8.

Junto a la cama se halló un anestésico que ayuda a la intubación traqueal. Se presume que eso se colocó en el suero.

Tras el hallazgo del cuerpo de Renato, se activó la búsqueda de Tatiana, quien fue hallada cerca de las 16:00 en un hotel ubicado a pocas cuadras del departamento.

Publicidad

Los trabajadores del hotel contaron que la doctora ingresó cerca de las 21:30 del lunes y que volvió a salir unos minutos, luego al regresar pidió no ser molestada.

Como ya debía abandonar la habitación la tarde del martes y no atendía la puerta, los encargados ingresaron y la encontraron sobre la cama con una jeringa en su brazo izquierdo. En el velador estaba una caja de un fármaco que induce al sueño.

También hallaron la factura de la farmacia. Ahí se descubrió que luego de registrarse en el hotel, ella fue a comprar el medicamento a la avenida del Periodista, luego volvió al hotel y se encerró.

Los familiares de la doctora Tatiana Calderón retiraron su cuerpo de la morgue la tarde de este miércoles. Foto: José Beltrán

El mayor Egas sostuvo que aparentemente la pareja sufría una fuerte depresión, indicó que al parecer cada quien por su lado tomó la decisión de quitarse la vida y mencionó que esperan los impulsos fiscales para hacer las pericias de los celulares. Señaló además que no se halló ningún diario de Tatiana y que no había signos de violencia en las escenas.

Adrián Naranjo, el hermanastro de Tatiana, quien ayer acudió a la morgue para retirar el cuerpo, explicó que hace algunas semanas Tatiana le dijo que se iban a separar y le preguntó si se podía quedar en su casa, pero luego la pareja decidió darse otra oportunidad.

Durante las últimas semanas los médicos habían viajado por el país de paseo.

Adrián es psicólogo clínico y considera que Renato influyó en la decisión que tomó Tatiana.

Además, dijo afuera de la morgue que su hermana el lunes había perdido a un paciente, que estaba triste y había buscado apoyo en su pareja, sin embargo, niega que ella haya sufrido de una depresión y aseguró que era una mujer feliz, estudiosa y que amaba lo que hacía. (I)