Eran las 04:30 de este viernes 23 de septiembre cuando los funcionarios de la Fiscalía Valdivia, en el sur de Guayaquil, fueron alertados de un hecho insólito.

Dos hombres en moto habían lanzado un arma de juguete al estacionamiento del edificio.

Una mujer que estaba en el punto vio a los hombres que circulaban por la avenida 25 de Julio lanzar el artefacto.

Publicidad

Además, la mujer indicó que vio que lanzaron algunas hojas a la calle, sin embargo, los supuestos panfletos no fueron encontrados cuando salieron los funcionarios. Habrían volado con el fuerte viento de la madrugada.

Fiscal sufrió atentado en vía de Guayas; dispararon contra su vehículo

El fiscal César Peña, quien estaba de turno, contó que estaba en una audiencia con el juez cuando los llamaron y bajaron para verificar qué había ocurrido.

Un arma fue lanzada al estacionamiento de la Fiscalía de Valdivia, en el sur de Guayaqui. Informa Carolina Pimentel.

Posted by El Universo on Friday, September 23, 2022

Les preocupa lo que está pasando, pues como ya confirmó María Josefa Coronel, directora de la Judicatura del Guayas, no cuentan con seguridad privada en la Fiscalía, incluso el lugar no tiene la iluminación necesaria.

Publicidad

En el estacionamiento no hay quién cuide qué carro ingresa o quién sale, cuentan los funcionarios.

Ellos temen que la próxima vez dejen un explosivo, un coche bomba o incluso que coloquen explosivos en el carro de algún trabajador o abogado porque al lugar acuden las 24 horas.

Publicidad

Estos son los ataques a fiscales y jueces reportados este año en Ecuador

En el caso del fiscal Peña, no es la primera vez que vive algún tipo de amenaza. Meses atrás incluso dispararon contra su carro cuando viajaba a una audiencia en un cantón del Guayas. Afortunadamente salió ileso.

Este hecho se da tres días después del asesinato del fiscal Édgar Escobar frente a la Fiscalía de La Merced, en el centro de Guayaquil. A Escobar le dispararon siete veces por la espalda dos sujetos en moto que minutos después fueron detenidos en el cerro Santa Ana. (I)