Una de las acciones que emprenderá el Gobierno para solucionar los problemas en las prisiones del país, tras los disturbios ocurridos el 21 y 22 de julio, será disminuir el hacinamiento de la población de privados de libertad.

La noticia la dio el presidente Guillermo Lasso, durante una entrevista con la cadena internacional CNN la noche del jueves 22 de julio. Dijo que el sistema carcelario presenta el 30 % de hacinamiento.

El mecanismo para implementar la medida es reconocer los derechos carcelarios (salir en libertad) de cerca de 5.000 presos -de las 39.000 personas privadas de libertad que hay en el país- que no han sido debidamente tramitados por la debilidad institucional del SNAI, detalló el presidente.

Nueva masacre en las cárceles supera la cifra de muertes del 2020 y, en respuesta, presidente cambia a director del SNAI y decreta emergencia

“El procedimiento parte por elaborar el expediente desde el sistema penitenciario, para que sea un juez y sean las cortes las que decidan si realmente aquella persona merece o no los derechos carcelarios; es decir, salir de la cárcel, porque, por ejemplo, habrá cumplido ya un 60 % de su pena en delitos menores”, explicó.

Lasso manifestó que no se ha contemplado la privatización del sistema carcelario.

El presidente Guillermo Lasso declara en emergencia al sistema carcelario

Horas antes de la entrevista, el presidente decretó el estado de emergencia de los centros de reclusión y nombró al coronel en servicio pasivo Fausto Cobo nuevo director del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI). (I)