Esmeraldas

Cinco impactos de bala recibió Julio Cortez Quiñónez, 56 años, mientras cumplía su turno como guardia de seguridad en la Universidad Técnica Luis Vargas Torres, de la ciudad de Esmeraldas. Este el segundo asesinato al estilo sicariato a celadores de la institución de educación superior.

El crimen ocurrió la noche de este viernes 13 de mayo. Hombres desconocidos llegaron al campus de Nuevos Horizontes y dispararon.

En cámaras de videovigilancia de la institución académica quedaron grabados los atacantes, quienes vestían ropa oscura, gorra y mascarillas. Luego del ataque, huyeron en un vehículo tipo automóvil.

Publicidad

A su arribo al complejo universitario, integrantes de la Dirección de Muertes Violentas (Dinased) observaron un cuerpo sin vida de sexo masculino en posición decúbito lateral izquierdo. Al realizarle el examen visual externo presentaba varias heridas de proyectil de arma de fuego en diferentes partes de su cuerpo.

Guardaespaldas del rector de la Universidad Luis Vargas Torres, de Esmeraldas, resultó herido en tiroteo dentro del centro superior

El primer caso de asesinato a un custodia de la universidad sucedió el 7 de abril pasado. Bajo circunstancias similares murió Jackson Tenorio Cañola, de 55 años, en su horario de trabajo como custodio.

Dos hombres a bordo de una motocicleta le dispararon por varias ocasiones. El ahora occiso intentó huir en el interior del campus universitario de Nuevos Horizontes, donde murió.

El 7 de marzo pasado también hubo un atentado a un guardaespaldas del rector Girard Vernaza.

Publicidad

Cuatro individuos a bordo de dos motocicletas habrían ingresado por la ciudadela La Fontana, que colinda con el predio universitario, según testigos y videos que registraron el incidente.

Presunto delincuente murió tras enfrentamiento con servidores policiales en el sur de Esmeraldas

Antes del atentado, el colaborador del rector había salido del despacho de la autoridad y caminó hacia uno de los comedores de la universidad, situado unos 200 metros. En dicho lugar, el hombre se encontraba sentado listo para desayunar cuando ocurrió el tiroteo. Dos impactos de bala recibió la víctima.

Las autoridades de la universidad extremaron medidas de seguridad luego de estos atentados. Se dispuso la presentación y entrega de la cédula de identidad y registro de los vehículos y motocicletas a quienes ingresan a este centro. (I)