Portoviejo

Juan Francisco Núñez, gobernador de Manabí, anunció aproximadamente a las 22:50 de este viernes 3 de junio que recibió una alerta de un posible amotinamiento en el centro de privación de libertad El Rodeo, ubicado en la parroquia Riochico, en el noreste de Portoviejo.

Sin embargo, el gobernador no indicó si dentro del posible amotinamiento se presentaron reos afectados.

“De inmediato dispuse que se apliquen los protocolos respectivos por parte de la Policía Nacional, Fuerzas Armadas y SNAI, quienes ya están activados en el lugar”, escribió Núñez en sus cuentas de redes sociales.

Publicidad

Ante el rumor del presunto amotinamiento, algunos familiares de internos de esa cárcel comenzaron a averiguar acerca de los hechos y otros se dirigieron al predio carcelario, en donde la tarde de este viernes fue hallado un interno fallecido, presuntamente por ahorcamiento.

Detenido el miércoles tras ser acusado de robar a mujeres fue hallado muerto hoy en cárcel de El Rodeo

El reo había sido detenido el pasado miércoles luego que se viralizara un video en el que se observa que para sustraer un objeto a una adulta mayor golpea al nieto de ella, quien cae en el intento del atracador por robarle más cosas a la mujer.

Núñez pidió a la ciudadanía que se informe por fuentes oficiales.

Minutos después, el SNAI, ente encargado del sistema carcelario, refirió que ante posibles incidentes se realizaron acciones preventivas con apoyo de la Policía. “No se registra amotinamiento. Se han aclarado confusiones con PPL del centro”, se indicó.

Publicidad

Interno fue hallado sin vida en cárcel El Rodeo; presuntamente se ahorcó

En un comunicado, cerca de las 23:30, la Gobernación de Manabí sostuvo que dispuso la activación de unidades que realizaron operaciones de vigilancia con el fin de lograr controlar el centro penitenciario. Además se realizó el conteo de las personas privadas de la libertad y se comprobó que todos los internos se encuentran en el sitio.

Actualmente, Manabí junto con Guayas y Esmeraldas se encuentran en estado de excepción por el alto nivel de hechos que atentan contra la seguridad de los habitantes de estas localidades de la Costa ecuatoriana. (I)