Decenas de estudiantes de sexto año de la Facultad de Medicina de la Universidad de Guayaquil realizaron una protesta la mañana de este lunes 16, pues al llegar al que sería su primer día de clases se encontraron con la novedad de que aún no tienen un aula designada ni docentes para continuar su estudios.

Son parte de la promoción 142 de Medicina. Tras salir de la universidad, con carteles en mano cerraron un carril de la avenida Delta.

Llegaron unos uniformados y agentes de la Agencia de Tránsito y Movilidad (ATM). Según los estudiantes, les pidieron que despejaran un carril. Dicen que así se hizo, y siguieron gritando consignas, pidiendo a los conductores que pitaran y aplaudieran para llamar la atención de las autoridades.

Algunos medios cubrieron la protesta. Pero, minutos después de que los equipos periodísticos se retiraron, llegaron más policías motorizados, quienes, según los estudiantes, les lanzaron gas y les quitaron los carteles.

Publicidad

Algunos videos grabados por los estudiantes dejan ver a los uniformados lanzándoles gas para apartarlos. Incluso se ve a una mujer policía golpeando aparentemente con un tolete a varios universitarios.

A uno de los estudiantes que protestaban se lo llevaron detenido, contaron los otros miembros de la Facultad de Medicina. El joven intentó abrazar un poste metálico para no ser llevado al patrullero.

A otra estudiante la llevaron a una casa de salud, pues indicaron sus compañeros que le echaron gas pimienta directamente en el rostro.

Los alumnos permanecieron hasta la tarde de este lunes sentados afuera de la universidad esperando que alguien les confirmara si iban o no a tener clases, y esperando noticias de su compañero aprehendido.

Publicidad

”Hoy era el inicio de ciclo, y la planificación académica no ha sido aceptada. No hay docentes; hay chicos sin cupos. Esto nos perjudica para el internado, que empezaría en septiembre”, contó Óscar, uno de los jóvenes que protestaban.

Ellos comentan que les han indicado que las clases serían en línea; sin embargo, los estudiantes foráneos se quejan, pues ya se han mudado y han pagado alquileres para vivir cerca de la facultad.

El Comité de Protección de Derechos Humanos de Guayaquil compartió videos de la protesta y consideró que la Policía aplicó uso desproporcionado de la fuerza y reprimió a estudiantes manifestantes.

Esta tarde, la Policía ofreció una rueda de prensa para dar más detalles de la supuesta agresión sufrida por los estudiantes.

El mayor Jorge Torres, jefe subrogante del Distrito Modelo, justificó la aprehensión del estudiante por una agresión a un servidor de la institución y el uso de progresivo de la fuerza por las circunstancias de la protesta. “El policía es agredido con un puño a la altura del rostro...nosotros nos encontrarnos en el lugar, por más de una hora y media, tratando de verbalizar, de calmar los ánimos y justificar las acciones que consideraron ellos para que sus reclamos sean escuchados”, indicó. (I)