Santa Elena

Tres personas fueron encontradas muertas en una quebrada cubierta de vegetación situada entre los límites de Santa Elena y Manabí.

El hallazgo lo hizo un comunero del sector Quebrada Honda, cerca a la Rinconada, mientras buscaba a sus vacas, el domingo anterior. Él detalló que el mal olor ya se percibía hace varios días, aunque los moradores pensaron que se trataba de basura.

Identifican cadáveres hallados embalados en Cuenca; se vincula a las víctimas con bandas narcodelictivas

Personal de la Policía del circuito Montañita llegó al lugar, pero entregó el procedimiento a sus pares de Manabí; tras el levantamiento de los cadáveres en estado de descomposición, estos fueron llevados a la morgue de la ciudad de Manta.

Publicidad

Las investigaciones continúan para esclarecer estas tres muertes. Se cree que los cuerpos fueron lanzados a la quebrada. Por allí cruza la vía que lleva a la parroquia Guale.

Dolor en la Península

Dos de los tres muertos fueron identificados. Las víctimas son Elvis López Mejillón y Francisco Rodríguez Chompol, yerno y suegro, respectivamente; ambos eran pescadores y zarparon desde la parroquia Santa Rosa, del cantón Salinas.

López habitaba en la parroquia Santa Rosa y deja a un infante en la orfandad, aunque también colaboraba en la manutención de otros menores que son hijos de su cónyuge.

“Su hijo pregunta por qué no llega su papi, por qué no le trae pescadito”, contó en medio de lágrimas Rosa Galiano, abuela del pescador, quien añadió que hace aproximadamente 20 días perdieron comunicación con la tripulación, pero mantenían la esperanza de verlos con vida, pues había gente que les decía que sí estaban mar adentro.

Publicidad

No obstante eran solo rumores, pues preliminarmente se conoció que ya tendrían quince días de fallecidos.

Rescatan a menor que había sido reportada como desaparecida por su familia en Quinindé

“Ni yo ni su mamá se despidió (de Elvis) cuando se fue a pescar. Un día antes nos pusimos a jugar naipes como siempre”, dijo Galiano. Pidió que se aclare el caso.

Se esperaba que entre la tarde y noche de este 8 de agosto llegaran sus familiares con los cadáveres a la provincia de Santa Elena para darles el último adiós. (I)