Esmeraldas

Carros blindados de transporte militar arribaron a Esmeraldas para complementar los patrullajes con la Fuerza Terrestre y la Policía y así fortalecer la seguridad en la ciudad.

Los vehículos, todoterreno, llegaron el jueves pasado y se incorporaron a la Fuerza de Tarea Conjunta, creada para enfrentar delitos desde la frontera norte hasta el interior de la provincia de Esmeraldas.

Publicidad

Los ciudadanos esmeraldeños observaron con asombro los vehículos tácticos en las calles; otros, en cambio, pensaron que se trataba de algún desfile militar.

Estrategia de seguridad planteada en el informe presidencial dejó más incertidumbres que certezas, según analistas

La llegada de estas unidades no es nueva en territorio esmeraldeño ya que, en su momento, fueron desplazadas cuando sucedieron los incidentes en la frontera norte por el grupo armado irregular Oliver Sinisterra, en el 2018.

En días pasados también arribó un blindado de la Policía. Con este vehículo, los agentes pueden ingresar a los barrios considerados conflictivos como los de la ribera del río Esmeraldas, Guacharaca, 20 de Noviembre y otros, donde han ocurrido muertes violentas y balaceras entre grupos delictivos.

Publicidad

En lo que va del año la Policía de Esmeraldas ha capturado a unas 1.300 personas sindicadas en incidentes judiciales. Ocho de ellos, que eran buscados por violencia sexual, asesinatos, secuestros, estafas y microtráfico, fueron aprehendidos en lo que va de junio.

Policía detuvo a 17 personas en Esmeraldas; tres de ellas eran prófugos de la cárcel de Santo Domingo

Uno de los detenidos figura como sospechoso del asesinato de Germán Chila Cabezas, de 33 años, en el sector Casa Bonita, en el sur de la ciudad de Esmeraldas, reveló Javier Buitrón, jefe de la zona especial de la Policía.

Publicidad

Entre otras de las acciones se logró la captura de un joven que intentó asaltar con arma de fuego a estudiantes en los exteriores de la Universidad Luis Vargas Torres y se recuperó la moto robada a un repartidor, el viernes.

En Esmeraldas, la cifra de asesinatos llegó a 205, hasta el 10 de junio. (I)