Las personas que fueron atacadas la noche del sábado en una vía que conecta San Rafael con Chanduy, en Santa Elena, son parientes de Carlos Kada, quien fue asesinado semanas atrás en una finca de Pedro Carbo.

El hombre previamente había tenido dos atentados en la ciudadela Kennedy norte y en un hospital privado.

El ataque armado a la familia de Kada ocurrió cerca de las 21:00 en una vía oscura del sur de la península de Santa Elena.

Publicidad

Cuatro personas fueron asesinadas y tres resultaron heridas en ese ataque armado.

Los fallecidos son Perla Villón Mirabá, Melina Recalde Aranea, Olga Aranea Villón y David Gómez Guerrero, quien registra tres procesos judiciales.

Cómo es la zona donde se refugió Carlos Kada tras los atentados que sufrió

Mientras que los heridos son una joven de 17 años, una niña de 1 año y otra de 7 meses.

Publicidad

Las víctimas se movilizaban en un automóvil que quedó a un costado de la vía San Rafael-Chanduy.

Según los primeros datos, las víctimas eran parientes de Alisson Aranea, la esposa de Carlos Kada, quien también fue asesinada en el ataque en Pedro Carbo.

Publicidad

Las investigaciones preliminares indican que, a raíz de la muerte de Carlos Kada, los parientes comenzaron a recibir amenazas de Leonardo Ramírez, alias Blanquito, y de la gente de alias Gato Farfán, quien fue detenido semanas atrás en Colombia. Este último es uno de los mayores narcotraficantes de la región y era requerido por la justicia de Estados Unidos.

Ellos aparentemente estaban pidiendo dinero, propiedades y los vehículos que dejó Carlos Kada, un sujeto que tenía registros judiciales por extorsión, tráfico de drogas, abuso de confianza y muerte culposa.

Antes del ataque del sábado, los parientes de Kada habían estado en Guayaquil. Desde allí salieron hacia Tugaduaja, un recinto de la parroquia Chanduy, donde viven los parientes de Kada.

Carlos Omar K., el hombre al que sicarios buscaban en clínica, tiene antecedentes por extorsión, tráfico de drogas, abuso de confianza y muerte culposa

Cuando regresaban a Guayaquil, una camioneta los chocó y fueron a parar a un barranco. De allí se bajaron hombres y comenzaron a dispararles. También apareció una moto desde la que comenzaron a disparar.

Publicidad

David Gómez Guerrero iba conduciendo el carro. Él tiene procesos por robo y daños en bien ajeno.

La Policía recibió el reporte de este sicariato cuando moradores reportaron que había un hombre sin signos vitales en la carretera.

Dentro de las primeras investigaciones se apunta a Leonardo Ramírez, alias Blanquito, como el presunto autor intelectual de este hecho.

La Policía recogió 12 vainas de 9 mm, 8 vainas de 7.62, 2 cartuchos de 7.62, 3 cartuchos 9 mm, 1 bala de 9 mm, cuatro celulares y dos tablets.

En apenas cuatro días de marzo, la península de Santa Elena registra cinco ataques armados al estilo sicariato que han dejado un saldo de diez personas asesinadas. (I)