Ipiales

Dos ecuatorianos son señalados por la Fiscalía de Colombia de movilizar armas y explosivos desde Perú y Ecuador para las disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Los dos connacionales procesados son hermanos, fueron capturados en Santander de Quilichao, en Cauca, con 100 detonadores eléctricos. Según la información judicial, hay pruebas suficientes recopiladas por la Fiscalía.

Los ecuatorianos serían proveedores de armas, explosivos, munición y otros elementos de origen peruano y ecuatoriano, que son entregados a las disidencias de las FARC que delinquen en el suroccidente de Colombia.

Publicidad

Tecnología, aliada a la que se debe recurrir para evitar ingreso de droga por la frontera, dicen funcionarios; narcotráfico es la causa del aumento de crímenes en ciudades como Guayaquil

Ellos son Jaime y Dayson A. T., oriundos de Imbabura. Durante el procedimiento les fueron encontrados 100 detonadores eléctricos que, al parecer, iban a ser entregados a alias Cholinga o David, cabecilla del grupo armado Dagoberto Ramos Ortiz.

Adicionalmente, se indicó que estas dos personas intentaron ofrecer dinero a los uniformados que realizaron los procedimientos para que las dejaran en libertad y no reportaran el hallazgo.

Según la indagación de la Dirección Especializada contra las Organizaciones Criminales de la Fiscalía, la Policía Nacional de Colombia y las autoridades de Ecuador, los dos familiares, supuestamente, obtenían las armas y la munición de diferentes calibres y los explosivos.

Luego coordinaban el traslado hacia Colombia y los vendían directamente a las estructuras Urías Rondón y Dagoberto Ramos de las disidencias de las FARC. Registros fotográficos y fílmicos encontrados en los celulares de estos hombres muestran que habrían viajado en varias oportunidades a Cauca.

Publicidad

Por evadir controles migratorios y sanitarios, migrantes cruzan por trochas irregulares en la frontera colombo-ecuatoriana, arriesgando sus vidas

La Fiscalía de Colombia les imputó los delitos de fabricación, tráfico y porte de armas, municiones de uso restringido, de uso privativo de las Fuerzas Armadas o explosivo agravado; y cohecho por dar u ofrecer.

Los hermanos no aceptaron los cargos y por disposición de un juez de control de garantías deberán cumplir medida de aseguramiento en un centro carcelario de esa ciudad colombiana.

Según información policial de ambos países, Jaime A. T. fue capturado el 11 de enero de 2022 con parches y logos alusivos a las disidencias de las FARC; sin embargo, recuperó la libertad. (I)