Alexander Almeida salió de su casa la tarde del sábado y cuando volvió en la noche encontró abiertos los cajones de las cómodas donde guarda la ropa. Así también estaban los aparadores donde tiene otras pertenencias suyas y de sus familiares.

La vivienda de él, que se ubica a pocos metros del ingreso principal de una urbanización privada del km 19 de la vía a la costa, fue una de las que sufrieron robos en ese conjunto residencial.

Con la sorpresa de ese escenario, el vecino reportó el robo de dos computadores portátiles (laptops), joyas, dinero y otras pertenencias que suman un perjuicio de $ 6.000 aproximadamente.

‘Samborondón se vendió como una burbuja de paz y tranquilidad, nosotros pagamos un poco más para estar tranquilos, pero ya no se puede’. Urbanizaciones refuerzan su seguridad por robos

Además de él, los vecinos han reportado más novedades en otras tres residencias. En dos sí se logró concretar el robo de distintas pertenencias, mientras que en la cuarta vivienda, los delincuentes rompieron un vidrio pero no pudieron ingresar al interior del predio.

Publicidad

Según videos de cámaras de seguridad, el atraco en esas casas fue perpetrado por hombres que ingresaron a las viviendas en un vehículo Chevrolet Captiva y fueron realizando el robo de una residencia tras otra.

A su entrada, ellos aprovecharon el ingreso del auto de un residente para colarse detrás antes del descenso de la pluma de la garita de seguridad. Así se evidencia en varios videos captados en el sistema de vigilancia de la urbanización.

Ellos tuvieron aproximadamente cuarenta minutos para robar en casas en las que no estaban sus propietarios. Incluso, se movilizaron por las calles de la urbanización para revisar las viviendas que aparentaban estar sin sus ocupantes.

Esto, por el feriado de la batalla del Pichincha que se inició el sábado y culmina hoy, lunes 23.

Publicidad

“Tenemos la teoría de que alguien ha estado chequeando, ha estado observando cómo es el movimiento aquí... No hemos podido estar tranquilos estos días, esperamos que lleguen más propietarios para saber si hay más casas robadas, estamos con esa incertidumbre”, comentó Raúl, residente desde hace un año en la urbanización.

Los residentes expresaron su preocupación la mañana de este lunes, 23 de mayo. Un caso fue denunciado formalmente. Foto: El Universo

En otra vivienda, que estaba protegida con rejas en las ventanas, los antisociales se subieron por una puerta del patio lateral para violentar otra puerta de vidrio templado que da ingreso a la planta baja del inmueble.

Allí, ellos aprovecharon para subir hasta la primera planta y abrir el dormitorio principal con alguna herramienta especial y revisar los armarios y cómodas.

Se llevaron unos $ 1.000 en efectivo y joyas. En total, el perjuicio sería de aproximadamente $ 10.000 por el valor de los artículos.

Publicidad

Rebeca Fiallos, otra residente, manifestó junto con un grupo de moradores su preocupación por el robo sistematizado en varios inmuebles. Ella es hermana del propietario de esa segunda casa afectada, quien reside en el exterior.

“Con rejas, con puerta blindada, cómo sabían que podían entrar por la puerta de atrás”, se preguntó la vecina, quien también tiene rejas en su inmueble, como prevención.

Con la denuncia del primer robo en la casa de Almeida, personal policial acudió a la urbanización para conocer el caso e iniciar las investigaciones.

Conforme han pasado los días, los vecinos han ido alertando de las otras tres novedades. Presumen que los perjudicados podrían aumentar según los vecinos retornen de los días de asueto.

Publicidad

Los residentes se reunieron esta mañana para exponer su preocupación por la situación. Allí, solicitaron a la administración que se implementen mejoras en la seguridad con la suma de más guardias y que se regule el ingreso de trabajadores que seguirían en obras de una nueva fase de la urbanización.

Dos alertas de explosivos movilizaron este sábado a agentes especialistas

Bajo la misma modalidad, otro robo en una vivienda se produjo el domingo pasado con un vehículo similar en una urbanización de la parroquia La Aurora, en Daule.

En ese caso se identificó a los antisociales a través de cámaras de seguridad.

El denunciante Giancarlo Encalada también reportó que sufrió afectaciones materiales por el atraco. (I)