Las bandas narcodelictivas que operan en la frontera colombo-ecuatoriana, en las provincias fronterizas de Carchi y Nariño, establecen nuevos sistemas de envíos y rutas para internar cargamentos de droga de origen colombiano hacia el territorio nacional.

En las últimas 48 horas, en dos operativos realizados de forma distinta por efectivos antinarcóticos y uniformados del Ejército, fue inmovilizada una tonelada de alcaloides, entre cocaína y marihuana, que se pretendía ingresar al interior del país.

En 88 maletas que iban en contenedor de carga bananera se detectaron 3,5 toneladas de droga

Este sábado 24 de septiembre, la Brigada de Infantería Andes, con el acompañamiento de Fiscalía, el Servicio Nacional de Aduanas y la Policía nacional, aprehendió 590 bloques prensados de “hierba”, en la comunidad fronteriza de Chauchín, en la parroquia Julio Andrade, a 20 km de Tulcán.

Publicidad

La sustancia verdosa fue localizada en una vivienda que fue allanada durante la operación combinada. En la acción fue detenida una persona, el pesaje determinó 404 kilos de marihuana.

Según trascendió, las bandas dedicadas a estas actividades, con el propósito de burlar los controles y asegurar las entregas, ahora acopian la droga en viviendas de estos sectores rurales que están en la frontera, para despacharla paulatinamente.

En otro operativo se decomisaron 400 kilos de cocaína que provenían de Colombia. La incautación se dio en María Magdalena, barrio periférico fronterizo de Tulcán.

Emerson Ubidia, comandante de la Subzona de Policía Carchi, informó que la sustancia prohibida habría sido transportada desde el lado colombiano por dos mulas, que en medio de la oscuridad de la noche cruzaban el río internacional para llegar a la capital carchense.

Publicidad

En la operación policial fueron detenidos Martín A., de nacionalidad colombiana, sin antecedentes judiciales, y el ecuatoriano Euler C., quienes portaban un arma de fuego y celulares, dispositivos que les fueron incautados.

Según Ubidia, hicieron un seguimiento previo a esta banda colombo-ecuatoriana, que enviaba a los cuadrúpedos desde territorio colombiano hacia María Magdalena sin jinetes, a través de caminos agrestes y cruzando el afluente fronterizo.

Marlon Pozo, jefe de Antinarcóticos en Carchi, confirmó que los animales transitan solos, algo que no permitía la intervención policial para detener a los responsables de este tipo de tráfico.

En 43 millones de dólares está valorada droga decomisada en Jama

“El trabajo fue minucioso y debimos esperar a que los caballos o mulas tomen contacto con estas personas para proceder a la detención”, comentó Pozo, quien indicó que los ladrillos con droga de alta pureza tenían un logotipo de un equipo de fútbol.

Publicidad

Uniformados indicaron que hay la presunción de que una vez en Tulcán, el alcaloide era encaletado en doble fondo de automotores que se dirigían a varios puertos, desde donde la droga salía hacia el exterior. Se estima que en el mercado negro esta carga prohibida está valorada en más de $ 12 millones.

Decomiso de armas

En otra acción, en el puente internacional de Rumichaca fue aprehendido el ecuatoriano Luis F., de 28 años, quien movilizaba en una mochila color café dos armas de fuego y una caja de municiones.

Ricardo Andramunio, jefe de la Policía Judicial, explicó que eran una pistola turca de 9 mm y una pistola marca Blow F92 calibre 9 mm. El oficial comentó que fueron adquiridas en Colombia e iban a ser comercializadas en el centro y zona costera.

Agregó que estas armas alimentan a los grupos delictivos que operan al margen de la ley en Guayas, Manabí, El Oro, Esmeraldas, entre otras provincias. La comercialización de este tipo de elementos en Colombia es abierta y libre.

Publicidad

Andramunio recordó que en Ecuador el porte sin documentos y venta de este armamento es prohibido. El connacional fue puesto a órdenes de las autoridades judiciales locales. (I)