Un total de 28 anexos con la desmaterialización de chats encontrados en dispositivos electrónicos del exlegislador Daniel Mendoza, condenado por el delito de delincuencia organizada relacionado al proyecto de construcción del hospital de Pedernales, es lo que entregó a la Fiscalía, la mañana de este jueves, el legislador correísta Ronny Aleaga.

Esta información le sirve al legislador para pedir a la Fiscalía que se investigue dentro de la trama de corrupción por la supuesta repartición de hospitales en Ecuador al expresidente Lenín Moreno, a la exministra de Gobierno María Paula Romo, al propio exlegislador por la provincia de Manabí Daniel Mendoza, entre otros entonces funcionarios públicos.

Tribunal ratifica sentencia por delincuencia organizada contra el exasambleísta Daniel Mendoza en caso hospital de Pedernales

Según Aleaga, en los chats desmaterializados están en comunicación la exministra Romo, el exlegislador Mendoza y el expresidente Lenín Moreno. Él asegura que estos elementos tenían que ser parte del proceso en que fue sentenciado el exlegislador Mendoza, pero, apuntó, “misteriosamente no están dentro de ese proceso”.

“Estos elementos pueden ayudar muchísimo al trabajo de la Fiscalía para desenmarañar toda esta trama de corrupción que significó el reparto de hospitales y también puestos dentro de los ministerios del Ambiente y Agricultura. Los chats son explícitos, hay disposiciones claras por parte del presidente Lenín Moreno, lo mismo por parte de la exministra María Paula Romo”, refirió Aleaga.

Publicidad

Lo entregado a la Fiscalía como parte de una noticia criminis, anotó el correísta, habría llegado mediante una denuncia a los correos del legislador. En la denuncia se hacía conocer que ha trascendido a través de portales digitales información aparentemente de los informes de criminalística, de la pericia digital forense de unos dispositivos electrónicos del exlegislador Daniel Mendoza.

“Esperamos por el bien del país, del pueblo que ha sufrido muchísimo, sobre todo por el reparto de los hospitales que hoy estamos sufriendo las consecuencias del desabastecimiento, de la falta de profesionales dentro de las instituciones de salud, que esto se resuelva con el principio de oportunidad y celeridad requeridos. La exministra María Paula Romo creo que anda campante por el mundo, se da tiempo para hacer pronunciamientos políticos, cuando lo que debería hacer es responder ante la justicia ecuatoriana”, concluyó.

En junio de 2021, los jueces Adrián Rojas, Felipe Córdova y Daniella Camacho rechazaron por improcedentes los recursos de apelación presentados por Mendoza y otros procesados que buscaban la reducción de la pena y de los montos de la reparación integral de $ 8 millones ordenada tras el procedimiento abreviado al que se sometieron y en el que admitieron su culpa.

En este caso, la Fiscalía demostró que los acusados tuvieron parte en las irregularidades que existieron en el proyecto de construcción del hospital Básico de Pedernales de 30 camas, en el que se desviaron dineros entregados como anticipo para la obra al Consorcio Pedernales-Manabí.

Publicidad

Ministra de Gobierno, María Paula Romo, sería llevada a un nuevo juicio político por un supuesto reparto de hospitales

A inicios de noviembre de 2020, Mendoza, su exasesor en la Asamblea Jean Benavides; el exdirector del Servicio de Contratación de Obras (Secob) René Tamayo; el contratista Franklin Calderón; Jennifer Cobeña, expresidenta de la Comisión Técnica de Calificación del Secob, su excompañero Ángel Andrade y el exfuncionario público José Santos, se acogieron al procedimiento abreviado consintiendo la admisión de los hechos investigados.

Mendoza, como líder de la organización, recibió una pena reducida de 50 meses de cárcel, no solo por el procedimiento abreviado, sino también por acogerse a la figura de cooperación eficaz. En cambio, por colaborar con la organización, acogerse al procedimiento abreviado y a la cooperación eficaz, a Tamayo, Benavides y Calderón se les impuso una pena de 34 meses de prisión.

Cobeña, Andrade y Santos recibieron una pena de privación de libertad, pues solo se acogieron al procedimiento abreviado y no a la cooperación eficaz. En este caso, el representante del Consorcio Pedernales-Manabí, José Véliz, también recibió una pena de 34 meses. (I)