En una ceremonia realizada en el Palacio de Carondelet, el presidente Guillermo Lasso tomó juramento y posesionó este lunes, 16 de mayo, a las nuevas autoridades de las cúpulas policiales y militares del país, quienes fueron anunciadas por decreto el pasado 5 de mayo.

A través del Decreto Ejecutivo 421, Lasso cesó de sus funciones a Fabián Fuel Revelo como jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas (Comaco), en su puesto asumió el general de brigada (Grab.) Nelson Bolívar Proaño Rodríguez.

“Manifiesto la firme decisión de comandar las Fuerzas Armadas en la batalla por fortalecer la paz y tranquilidad de la nación, la confianza que usted deposita en el mando militar será retribuida con trabajo, honestidad, responsabilidad, respeto y lealtad”, indicó Proaño y resaltó que actuarán con todo su contingente y capacidades.

Proaño resaltó también que “se encuentran ya diseñando estrategias efectivas desde las fronteras” para enfrentar los problemas de seguridad y violencia que afectan al país, en respeto de los derechos humanos, pero con firmeza.

Publicidad

En el mismo decreto, el comandante general de la Fuerza Terrestre, Grab. Luis Enrique Burbano, fue cesado de sus funciones y remplazado por Franklin Gustavo Acosta, general de brigada, quien fue posesionado este lunes también.

La Fuerza Aérea (FAE) también cambió de autoridad. Lasso cesó de sus funciones como comandante general al brigadier general Geovanny Espinel Puga y posesionó en ese cargo al brigadier general Marcelo García Urbina.

Lasso ratificó al contralmirante Luis Brúmel Vázquez Bermúdez como comandante general de la Fuerza Naval.

Por su parte, a través del Decreto Ejecutivo 422 el mandatario dictaminó el cese de funciones del general Carlos Cabrera Ron como comandante de la Policía y posesionó en su lugar a Fausto Salinas Samaniego.

Publicidad

Salinas era hasta el momento director general de Seguridad Ciudadana y Orden Público y anteriormente ocupó el cargo de comandante de la Policía del Distrito Metropolitano de Quito.

Salinas es ahora el tercer comandante de la Policía Nacional en lo que va de la administración de Lasso. Tannya Varela y Cabrera son sus predecesores.

“Tendré el privilegio de liderar a 51.323 hombres y mujeres policías que velan por su comunidad... Hoy no estamos en calma, enfrentamos varias crisis que surgen de conflictos no resueltos, decisiones anteriores que han complicado el presente y problemas ineludibles como la pandemia y la violencia”, apuntó Salinas.

En tanto, Lasso destacó que esta es la primera vez que se realiza una posesión de todas estas autoridades juntas, adicionalmente agradeció en nombre del país a todas las autoridades salientes.

Además, resaltó el compromiso de las nuevas autoridades para combatir los problemas de seguridad de la nación. (I)