Varios heridos pertenecientes a la comunidad Dikapare, en la provincia de Orellana, habría dejado un enfrentamiento entre miembros de esa colectividad y el Ejército el pasado miércoles 14 de abril, según un comunicado emitido de la Nacionalidad Waorani del Ecuador (Nawe)

Las “extralimitaciones” de la fuerza pública, según añade el comunicado “evidenciaría el nivel de protección a las empresas petroleras anteponiéndose a las demandas de las familias de la comunidad”.

El petróleo convive en selva que no puede tocarse en Ecuador

Según el medio digital comunitario Wambra “la comunidad protestaba por el incumplimiento de acuerdos por parte de la empresa Ecuaservoil S.A.”. Esta empresa opera en el bloque 55 conocido como Armadillo, donde supuestamente se habría corroborado la presencia de pueblos indígenas en aislamiento voluntario, sin embargo, esto, según el medio comunitario, no ha sido impedimento para continuar con la concesión y operación del bloque.

El Consejo de Gobierno de la Nawe aseguró que los uniformados usaron de manera desmedida la fuerza contral la comunidad waorani. Además indicaron que se iniciaron acciones legales.

“Respaldamos la acción legal que se ha interpuesto a causa de las agresiones físicas en las que varias personas resultaron heridas por gases lacrimógenos y disparos de perdigones, entre ellas una mujer adulta mayor que fue hospitalizada por una contusión en la cabeza”, señala el comunicado.

La Nawe aseguró que “se mantendrán vigilantes frente a los hechos de represión exigiendo y alertando al Estado de que el uso de la fuerza militar en zonas de conflicto por presencia de empresas extractivistas se ha constituido como una violación sistemática de los Derechos Humanos”.

Este Diario pidió una versión al Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas sobre lo sucedido. La noche de este sábado indicaron que tres documentos circulan en redes sociales sobre los acontecimientos.

“Al momento todos estos comunicados están siendo revisados por el Departamento Jurídico y sobre todo se han pedido los informes a las unidades que participaron en esta actividad”, informó el Comando Conjunto, que añadió que el viernes pasado trabajaron con personal de Petroecuador en verificar los hechos y que esperan tener una versión oficial en los próximos días. (I)