Un nuevo camino en la lucha social y electoral y otra visión democrática y participativa son los motivos por los cuales las organizaciones sociales Alfaro Vive Carajo (AVC) y Asamblea Nacional Popular tomaron la decisión de convertirse en partido político.

Ambos movimientos anunciaron este sábado 5 de junio su camino hacia convertirse en una organización política e incluso acciones como posibles alianzas.

Como es el caso de la organización Alfaro Vive Carajo. “(Estamos) trabajando de manera amplia con muchas organizaciones y colectivos sociales de todo el país, en la perspectiva de crear una gran alianza con todos los sectores, con una visión profundamente democrática y participativa, de carácter horizontal en el que se distinga un único objetivo: crear las condiciones necesarias para que sea el pueblo el que de verdad gobierne el Ecuador”, dice la organización, que realizó este anuncio justo el 5 de junio cuando se recordó el triunfó la Revolución Liberal.

AVC fue una organización insurgente que apareció en Ecuador en 1983, pocos años después del retorno a la democracia en el país. Su visión política estaba inclinada al socialismo.

Publicidad

Secretaría de Pueblos y Nacionalidades de Ecuador buscará ser una política de Estado y no algo temporal

El evento se desarrolló en el marco de su VII Conferencia Nacional en Guayaquil y participaron organizaciones nacionales e internacionales.

Mientras, el Partido del Pueblo fue presentado en la sede del Movimiento Nacional Campesino, en el kilómetro 27 vía a Daule.

Ese día se desarrolló la última Asamblea Nacional Popular y el nacimiento del Partido del Pueblo. “El cual forjará un nuevo camino en la lucha social y electoral, que permita construir un estado plurinacional, intercultural, democrático y popular”, detalla el comunicado.

En este evento hubo representantes y dirigentes de diversas organizaciones, pueblos y nacionalidades.

“El único camino para la reactivación del Ecuador será con la unidad, solidaridad, trabajo y organización de todos los sectores populares, tales como trabajadores del transporte, obreros, educadores, estudiantes, artesanos, artistas, pescadores, campesinos, comunicadores, trabajadores autónomos, entre otros”, dijo Richard Intriago, representante de las Organizaciones Sociales del Ecuador.

Intriago, en 2020, denunció en sus redes sociales presuntos cobros indebidos en el proceso preelectoral con el movimiento Unión Ecuatoriana. Y había acusado a Washington Pesántez, fundador del partido, de exigir $ 1′300.000 y dos camionetas para que se puedan postular como candidatos a la Presidencia y otro valor para ser candidato a asambleísta nacional y provincial. (I)