El Ejecutivo se pronunció sobre la ratificación en 20 de las 21 objeciones hechas por el Ejecutivo a la Ley que Regula el Uso Legítimo de la Fuerza y dijo que “hará uso de su capacidad y facultad para emitir el Reglamento General a la Ley y así, dentro del marco jurídico existente, entregar a la Policía Nacional lo que Legislativo le ha negado”.

En un comunicado del Ministerio de Gobierno, el Ejecutivo aseguró que vetó parcialmente la norma “para corregir ambigüedades existentes y permitir una actuación legítima de la Policía y las Fuerzas Armadas en el combate a la inseguridad en el país”.

Reitera que el Legislativo al no acoger el veto limita la capacidad de acción de las fuerzas de seguridad.

Asimismo, el ministro del Interior cuestionó la decisión de la Asamblea Nacional de ratificarse en 20 de las 21 objeciones que hizo el Ejecutivo al proyecto de ley que regula el uso legítimo de la fuerza y calificó la acción de contradictoria a lo que se exige para los servidores policiales y que limita sus herramientas para combatir la delincuencia.

Publicidad

“Mensajes contradictorios de la @AsambleaEcuador, por un lado exigen más y mejores resultados a los policías que arriesgan a diario su vida en el combate a la delincuencia; y por otro limitan sus herramientas. Se requieren soluciones, no perpetuar el problema #UsoLegítimoDeLaFuerza”, tuiteó Carrillo.

La Asamblea se allanó solo en una de las observaciones del presidente Guillermo Lasso, la realizada al artículo 14, que trata de la relación del nivel del uso legítimo de la fuerza con la situación o amenaza y en el que el mandatario propuso eliminar la referencia a subtipos del uso de la fuerza, ya que no se especificaban en el texto.

Este sábado, 6 de agosto, el pleno del Legislativo finalizó el debate de las 21 objeciones al proyecto de ley, aprobado en junio pasado con 104 votos.

El Parlamento -que tenía hasta hoy para resolver sobre las observaciones del Ejecutivo, que representaban el 16 % del texto- decidió realizar dos votaciones, una para el allanamiento y otra la ratificación. La primera recibió 123 votos a favor, 11 en contra y 2 abstenciones. La segunda, que ratifica los artículos 1, 4, 5, 10, 15, 17, 18, 19, 21, 31, 44, 54, 65, 66, 68 y las disposiciones reformatorias primera, séptima, octava, décimo novena y vigésima séptima, recibió 96 votos a favor, 0 en contra y 40 abstenciones.

Publicidad

Se conoció que los votos para la ratificación vinieron de las bancadas de Unión por la Esperanza (UNES), Pachakutik (PK) e Izquierda Democrática (ID). El pleno necesitaba cumplir con una mayoría calificada de 92 votos para la ratificación.

Los temas objetados por el presidente Guillermo Lasso fueron principalmente la definición del rol de las Fuerzas Armadas en el control del orden público, a permitir el uso de la fuerza a otros cuerpos de seguridad, el uso de animales para controlar el orden público, y otros.

Ramiro Narváez (ID), presidente de la Comisión de Soberanía y Seguridad Integral, subrayó, en varias ocasiones y antes de la votación, que el documento se elaboró de manera técnica, no política ni populista y dijo que el veto enviado por Lasso tiene una serie de inconstitucionalidades que a la larga podrían derivarse en demandas ante la Corte Constitucional (CC).

“La Asamblea bajo ningún concepto puede aprobar leyes que incorporen normas contrarias a la Constitución y a los estándares”, apuntó, y reiteró que el proyecto de ley cumple con el respeto a los derechos humanos. (I)