El Frente Unitario de Trabajadores (FUT) mantuvo una primera reunión con el presidente del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), Francisco Cepeda, para buscar mecanismos de pago a la deuda que mantiene el Estado.

La reunión se efectuó en la Caja del Seguro Social en Quito este jueves 14 de abril, y participaron los principales representantes del FUT, entre ellos su presidente, Ángel Sánchez y el presidente del IESS, Francisco Cepeda. Como mediadores, están delegados de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Esta mesa de trabajo es parte de los diálogos que mantienen los gremios sindicales con el Ejecutivo, para llegar a acuerdos en la elaboración de un proyecto de Código de Trabajo, en las que se prevén discutir reformas laborales que prevé implementar el presidente Guillermo Lasso para la generación de empleo. Es decir, se acordó la instalación de dos mesas: una laboral y otra para la seguridad social.

El propósito del FUT es que el Gobierno incluya dentro del presupuesto general, el pago de un 40 % de deuda que mantiene el Estado con el IESS y de esta forma mejorar la atención a personas con enfermedades catastróficas y evitar, según el sindicalismo, la quiebra del sistema.

Publicidad

“El Frente Unitario de Trabajadores ha estado presionando para que se dé esta reunión y ahora entregamos una propuesta a las autoridades dando a conocer los criterios técnicos para que se pague esta deuda; queremos que esto se incluya dentro del presupuesto general para que se cumpla con el pago de la deuda a la seguridad social”, subrayó el vicepresidente de la Confederación Ecuatoriana de Organizaciones Clasistas Unitarias de Trabajadores (Cedocut), Edwin Bedoya.

Cepeda había ofrecido dar un diagnóstico de la situación económica de la institución previo a tomar decisiones. “Es una mesa de diálogo, donde lo que acordemos se cumplirá”, señaló el presidente del Consejo Directivo del IESS, según se recoge en la cuenta de red social Twitter institucional.

El FUT aspira también que se reconfigure la designación de los miembros del del Consejo Directivo; que se implementen mecanismos para combatir la corrupción y haya atención a los afiliados, jubilados y pensionistas con la entrega de medicinas, por ejemplo.

La próxima reunión se fijó para el miércoles 20 de abril; y desde ahí se instalarán diálogos cada quince días. (I)