La excandidata vicepresidencial Virna Cedeño, quien formó binomio con Yaku Pérez por el movimiento Pachakutik, anunció la tarde de este miércoles 31 de marzo que votará por Guillermo Lasso de la alianza CREO-PSC, “no porque me haya convencido” sino porque no quiere que regrese el correísmo.

Cedeño indicó en un mensaje público que respeta la decisión del movimiento político indígena de ir por el voto nulo, pero que ella “no puede permanecer irresponsablemente neutra ante la posibilidad de que se establezca en el país el fallido y tramposo socialismo del siglo XXI, caracterizado por la agresión, la prepotencia, un gobierno donde se promovió el odio, la división de familias, se criminalizó y persiguió a dirigentes, activistas, maestros..., quiere regresar para perpetuarse en el poder, para garantizar la impunidad a esa terrible corrupción, controlando todas las instituciones del Estado...”.

La exvicepresidenciable indicó que esta decisión le tomó luego de un tiempo de mucha reflexión, que es una posición individual que no compromete a otros. “Amo este país y sueño en que los ecuatorianos podamos trabajar juntos y en armonía, sin permitir que nos dividan, preocupándonos principalmente por aquellos menos favorecidos”.

La excandidata explicó que aunque fue una de las primeras en plantear el voto nulo como una estrategia ciudadana para anular las elecciones, considera que les sabotearon todos los reclamos de transparentar el proceso electoral y les quedó poco tiempo para hacer una campaña en ese sentido y para ejecutar un control electoral en esta segunda vuelta, y por eso opta por dar el voto a Lasso, aclarando que no lo hace por él sino que su voto es antisocialismo. “No me interesa hacer lo politico o electoralmente correcto, me interesa hacer lo honesto y correcto, aquello que esté en armonía con mi conciencia”.

Le pidió a Lasso que analice cómo quiere ser recordado por la historia, que dé un giro completo para acallar a aquellos que no confían en él -entre los que ella se incluye- y que se comprometa a luchar por la democracia, la libertad y el derecho a prosperar en un país solidario con los que menos tienen.

El binomio Pérez-Cedeño quedó en tercer lugar en las elecciones presidenciales del 7 de febrero del 2021. Esa fórmula obtuvo 1′798.057 votos, un 19,39%, y estuvieron pugnando su entrada a la segunda vuelta electoral. Su diferencia con el binomio de CREO-PSC fue de alrededor de 30.000 votos. (I)