La lesión que el presidente de la República, Guillermo Lasso, tiene en el párpado derecho es un melanoma. Por ello viajará a Houston, Estados Unidos, para realizarse una serie de exámenes médicos. Se ausentará del país del 16 al 21 de agosto de 2022.

El 29 de julio pasado, Lasso se sometió en Quito a una operación bajo la sospecha de que se trataba de un carcinoma basocelular, afectación que se puede curar con su extirpación. Sin embargo, el patólogo le informó que se trataba de un melanoma, explicó en un corto mensaje en un grupo de chat personal.

Agregó que este tipo de lesión, según le indicaron médicos locales que han seguido su caso, “precisa del manejo interdisciplinario, de estrategias de exploración y tratamiento que están muy bien organizadas en otros hospitales de referencia internacional”. Entonces, luego de hablar con su familia, decidió hacer el viaje.

Guillermo Lasso se someterá el viernes a cirugía de baja complejidad

El cirujano oncólogo Víctor Jiménez no es su médico personal, pero como especialista conocedor del tema explicó que el melanoma es un tumor maligno producido por la degeneración de los melanocitos, que son las células que le dan el color a la piel.

Publicidad

Este se manifiesta por una serie de lunares de aspecto negruzco que aparecen en cualquier parte del cuerpo; en el caso del mandatario, en la parte externa del ojo derecho.

Jiménez indicó que el tratamiento para estos tumores tiene tres pilares: la cirugía para extirparlos; una evaluación con varios exámenes médicos, especialmente con una resonancia magnética nuclear en la cabeza, el tórax, el abdomen y otras partes, para determinar si se han dispersado o no; y un tratamiento oncológico clínico, que podría incluir la aplicación de quimioterapia, inmunoterapia y anticuerpos monoclonales.

“Los melanomas de la cabeza y el cuello suelen ser más agresivos porque se encuentran más cerca del cerebro; entonces hay que detener eso, hoy en día hay una serie de tratamientos avanzados que ayudan a controlarlos”, refirió el especialista.

El carcinoma basocelular, lo que inicialmente creyeron los médicos que tenía Lasso, es un tipo de tumor benigno. El carcinoma escamocelular es de nivel medio; y el melanoma es maligno y tiene una posibilidad de invasión mayor.

Publicidad

El mandatario manifestó que si bien los protocolos de su seguridad, que está a cargo de las Fuerzas Armadas, señalan que debe viajar en el avión presidencial, “ha declinado ese derecho o disposición; el viaje es por motivos personales y lo hará por sus propios medios”. Pero sí lo acompañará un mínimo grupo de seguridad.

El pasado 12 de agosto, Lasso envió un oficio al presidente de la Asamblea Nacional, Virgilio Saquicela, para informarle sobre su viaje.

En junio del año pasado, el jefe de Estado se sometió a una cirugía en Miami, Estados Unidos, para extirparle un quiste en el área lumbar.

Un referente de la neurocirugía operará al presidente Guillermo Lasso en Miami

En el 2013, Lasso se fracturó la tibia y el peroné durante una peregrinación en el denominado Camino de Santiago, en España. Fue sometido a una operación para curar la lesión: “Para mala suerte mía, el anestesiólogo comete un error, me pincha la duramadre y se me causa un hematoma en la cola de caballo (parte final de la médula espinal), que me produjo unos dolores en las piernas insoportables durante 45 días. Bajé 30 libras de peso, no podía dormir, me aparté un poquito del mundo”, relató el mandatario a la agencia AFP el año pasado. En esa ocasión le realizaron dos operaciones para atender la fractura.

Cuatro años después, el hematoma se había convertido en dos quistes. En el 2018 fue operado en la Cleveland Clinic, en Estados Unidos, donde se le eliminó uno de ellos; y el otro se lo extirparon el año pasado. (I)