José Ramón López Beltrán, uno de los hijos del mandatario de México, Andrés Manuel López Obrador, lleva una vida de lujos en Houston (Estados Unidos), que contradice el discurso de “austeridad” presidencial, denunció este viernes la oenegé Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

López Beltrán, de 40 años de edad, “ha ocupado con su pareja Carolyn Adams dos residencias al norte de Houston, cada una con valor comercial cercano al millón de dólares”, informó esta asociación, opositora del Gobierno mexicano, en una investigación en conjunto con el medio Latinus.

Trabajó en la campaña presidencial de su padre como coordinador de Morena en el central Estado de México, y tras la elección de 2018 confesó que no sabía a qué se iba a dedicar en lo futuro, apuntó el texto.

“Tres años y medio después de esa declaración, José Ramón tiene un estilo de vida en Houston muy distinto a la austeridad que pregona su papá”, apuntó la investigación.

Publicidad

Según el texto, el hijo del mandatario primero vivió en una enorme mansión en Conroe (Texas), que era propiedad de un alto directivo de Baker Hughes, una de las compañías petroleras más grandes del mundo, con la que el Gobierno mexicano tiene contratos vigentes por más de 151 millones de dólares.

Y luego se mudó a una residencia recién construida en la localidad de Cypress, en el condado de Harris, que está a nombre de su pareja, Carolyn Adams, siempre según la investigación de MCCI, que comparte imágenes de las supuestas residencias.

Además, el hijo de López Obrador viajaría en un automóvil de lujo, a nombre de su esposa.

López Obrador y MCCI han chocado en multitud de ocasiones. De hecho, el presidente considera esta organización “opositora y golpista”, llegando a quejarse ante el Gobierno de los Estados Unidos por darle financiación. (I)