NOTICIAS

Publicidad

El anciano acusado de disparar a un adolescente afroamericano que tocó su timbre por error enfrenta cargos graves

Ralph Yarl se encuentra estable después de recibir dos impactos de bala.

Policía pasa delante de la casa donde fue disparado Ralph Yarl. Foto: CNN

Publicidad

Ralph Yarl, un afroamericano de 16 años, se recupera en su hogar después de haber recibido dos disparos, uno en la cabeza, cuando un octogenario le disparó por haber ido a su casa por error.

Yarl iba a recoger a sus hermanos mellizos de la casa de un amigo, en el estado de Misuri, pero se equivocó de dirección y terminó en la calle equivocada. El adolescente tocó el timbre de la residencia y fue recibido por dos impactos de bala al abrirse la puerta.

Fiscales del estado de Misuri, en el centro de Estados Unidos, anunciaron cargos por delitos graves contra un hombre blanco que supuestamente disparó e hirió gravemente al adolescente que tocó el timbre de su casa por error.

Publicidad

Según Faith Spoonmore, tía de Ralph, comentó que su sobrino cayó al suelo tras el primer disparo y que el hombre le volvió a disparar en el suelo. “Entonces Ralph pudo levantarse y correr a la casa del vecino en busca de ayuda. Desafortunadamente, tuvo que correr a tres casas diferentes antes de que alguien finalmente accediera a ayudarlo después de que le dijeron que se acostara en el suelo con las manos en alto”, dijo Spoonmore, quien describe al joven como un estudiante y músico talentoso que soñaba con estudiar ingeniería química.

El servicio de emergencias recibió la llamada de alerta el pasado jueves 13 de abril, por la noche. Ralph fue llevado a un hospital cercano, donde fue ingresado en estado crítico.

El fiscal del condado de Clay, Zachary Thompson, anunció que el anciano, identificado como Andrew Lester, había sido acusado de agresión en primer grado y acción criminal armada. Su fianza se fijó en 200.000 dólares.

Publicidad

Lester, de 84 u 85 años, fue inicialmente retenido por 24 horas y luego fue liberado sin cargos.

“Pretender que la raza no es parte de toda esta situación sería esconder la cabeza en la arena”, dijo el martes el alcalde de Kansas City, Quinton Lucas. “A este chico le dispararon porque era negro”, agregó en declaraciones a CNN.

Publicidad

La jefa de policía de Kansas City, Stacey Graves, dijo en una conferencia de prensa el domingo por la noche reconocer los “componentes raciales” en el caso, pero la información ahora “no dice que haya motivos de raza” y la investigación seguía en curso.

De acuerdo a los abogados de la familia, Ralph lograría recuperarse del incidente: “A pesar de la gravedad de sus heridas y la gravedad de su condición, Ralph está vivo y recuperándose”.

Ben Crump, el abogado, dijo que el adolescente está “obviamente perturbado” por los disparos que recibió y que “entiende que ahora podría estar muerto”.

“Es ineludible no observar aquí la dinámica racial”, dijo Crump. “Si se invirtieran los papeles, ¿cuánta indignación habría en Estados Unidos?”, añadió.

Publicidad

Desde el jueves, personas se han manifestado en redes sociales y en Misuri para exigir que se prohíban las armas en Estados Unidos y que el culpable del delito sea sancionado. (I)

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad