Protestas en las calles y mensajes de condena en redes sociales se han registrado tras la muerte de una mujer de 22 años en Irán que había estado en coma por heridas en su cabeza tras haber sido detenida por “hiyab inadecuado” el pasado martes por la Policía de la moralidad.

Medios locales confirmaron la muerte de la mujer este viernes luego de difundirse fotos de su estado en una cama de hospital.

De acuerdo con el medio Iran Wire, Mahsa Amini y su familia habían acudido a Teherán en un viaje de placer y a las 18:30 fueron detenidos cuando iba en un vehículo con su hermano en una autopista por una camioneta de la patrulla de la moralidad.

Publicidad

Más de 206 femicidios se reportan en lo que va del 2022; colectivos piden más recursos para lucha contra la violencia de género

Los agentes la obligaron a entrar a la misma y aunque su hermano trató de intervenir fue neutralizado por los agentes, quienes le dijeron que la llevarían a una estación y le darían una clase de “reeducación” de una hora.

El martes por la noche, una mujer joven fue trasladada al Hospital Kasra de Teherán con heridas graves y daño cerebral en un enfrentamiento con la “patrulla de la moralidad”. La noticia fue publicada en las redes sociales a la mañana siguiente. Pese a que él acudió a la comisaría y tras ser liberada varias personas se empezaron a escuchar gritos. “Todas ellas dijeron que alguien adentro había sido asesinado”, le dijo al medio de comunicación tras la salida de algunas mujeres detenidas.

La Policía de Teherán reconoció la detención de Amini junto con el de otras mujeres para recibir “explicaciones e instrucciones” sobre el código de vestimenta.

“De repente, sufrió un problema cardiaco (...) fue trasladada inmediatamente al hospital”, aseguraba el comunicado. Además indicó que no hubo contacto físico entre los agentes y la mujer.

Publicidad

Se estima que para alcanzar la igualdad de género se necesitarán casi tres siglos

El presidente Ebrahim Raissi encargó la investigación del caso al ministro de Inerior. Esto mientras la televisión mostró videos donde se observa a Amini en una comisaría con numerosas mujeres y tras discutir con una “institutriz” se desplomó.

Amnistía Internacional condenó el hecho y señaló que los oficiales y funcionarios responsables deben ser llevados ante la justicia.

Estados Unidos calificó el hecho de imperdonable.

“Estamos profundamente preocupados por la muerte de Mahsa Amini, de 22 años, quien, según los informes, fue golpeada bajo custodia por la policía de la moralidad de Irán. Su muerte es imperdonable. Continuaremos responsabilizando a los funcionarios iraníes por tales abusos contra los derechos humanos”, tuiteó el consejero de seguridad nacional del presidente Joe Biden, Jake Sullivan. (I)