La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) indicó este jueves que Virgin Galactic no podrá realizar nuevos vuelos espaciales mientras se investiga por qué el aparato que transportó al fundador de la compañía, Richard Branson, el 11 de julio, se desvió de su trayectoria planificada.

“Virgin Galactic no podrá volver a volar el SpaceShipTwo hasta que la FAA apruebe el reporte final de investigación sobre el percance o determine que el problema no afecta la seguridad pública”, informó la agencia federal.

La FAA confirmó este jueves a la AFP que investiga los detalles de este famoso vuelo por el desvío del aparato de su trayectoria programada originalmente. Un informe de la revista semanal The New Yorker reveló que alertas de seguridad se encendieron en la cabina de la nave durante su viaje.

Virgin Galactic había asegurado en aquel momento que el vuelo, que inauguró el turismo espacial con la compañía del multimillonario Branson, se había desarrollado según lo planificado.

Publicidad

Captura de un video cedido por Virgin Galatic en la que se registro a Richard Branson (c), a bordo de la nave SpaceShip Two Unity 22, mientras alcanzan la gravedad cero, durante un vuelo al espacio. EFE/Virgin Galactic Foto: EFE

La investigación sobre esta irregularidad está “en curso”, aseguró la agencia.

Un informe de la revista semanal The New Yorker reveló que alertas de seguridad se encendieron en la cabina de la nave durante su viaje. Posteriormente, la FAA confirmó a la AFP la apertura de una investigación porque el aparato se alejó del espacio aéreo autorizado y dedicado a la misión.

Sin embargo, Virgin Galactic había asegurado en aquel momento que el vuelo se había desarrollado según lo planificado.

Duro golpe para la compañía espacial

Ahora la decisión de la FAA representa un golpe para la compañía espacial privada de Branson, en momentos en que ajusta sus planes para transportar a clientes que pagarán fuertes sumas para viajar después del primer vuelo de prueba con tripulación completa.

El problema en la trayectoria amenazó con comprometer la fase de retorno a la Tierra, cuando la nave espacial VSS Unity, en la que además de los dos pilotos, viajaban Branson y otros tres pasajeros, debió planear hasta aterrizar en una pista de Nuevo México, según The New Yorker. (I)