El Pentágono se ha encontrado con objetos o fenómenos aéreos no identificados (ovnis) en al menos 400 ocasiones desde 2004, según se informó este martes ante el Congreso de EE. UU.

Por primera vez en más de 50 años, el Congreso acogió una audiencia sobre ovnis. Testificaron el subsecretario de Defensa para Inteligencia y Seguridad de EE.UU., Ronald Moultrie, y el subdirector de la Inteligencia Naval de EE.UU., Scott Bray.

Durante la sesión ante un subcomité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, varios legisladores hicieron hincapié en que el motivo de la audiencia era acabar con los estigmas sobre este tema para que los militares informen a sus superiores cuando se encuentren con un fenómeno de este tipo.

Inteligencia estadounidense no confirma actividad extraterrestre en objetos voladores presenciados por pilotos de la Marina

La paradoja de Fermi: ¿Por qué no nos ha contactado ninguna civilización extraterrestre hasta ahora?

Avistamiento en el Sinaí

En medio de esto, tres ex soldados revelaron al medio británico Daily Mail lo que definen como un encuentro con un ovni, en una base militar de EE. UU. en el Medio Oriente, en diciembre de 2014. Ellos se quejaron de que no tenían una forma oficial de informar sobre el extraño avistamiento.

Publicidad

El sargento Travis Bingham, de 36 años; el especialista Vishal Singh, 29; y el soldado de primera clase Dovell Engram, de 28 años, capacitados para la observación de aeronaves, fueron quienes presenciaron el suceso.

Ellos fueron asignados a un puesto avanzado en el desierto en Sinaí, en la frontera con Egipto. Aseguraron que desde allí vieron ocho objetos brillantes flotando y zumbando por el cielo a velocidades increíbles.

Engram fue el primero en detectar algo extraño mientras estaba de guardia en la torre de vigilancia.

Describió estar ‘asustado’ después de ver una nave brillante en el cielo nocturno. La ‘nave’ parecía estar girando, mientras luces más pequeñas emergían de ella, que parecían girar en espiral como fuegos artificiales, relató.

Publicidad

Dijo que llamó por radio a otros puestos de avanzada a una distancia de al menos 200 millas, y ellos respondieron que también podían ver las luces.

Bingham indicó que sabían que no era su Ejército y fue desconcertante. “Lo describiría como un objeto grande con varios objetos más pequeños, que parecían estar comunicándose, o peleándose, como una pelea de perros en el aire”.

“Los objetos brillaban, se podían ver claramente a simple vista y estaba claro lo rápido que se movían. “Hasta el día de hoy, nunca he visto nada como la nave, cubriendo tal distancia con velocidades extremas”, agregó.

Singh en cambio relató que después de ver la nave, la enfocó usando sus gafas de visión nocturna. Detalló que era difícil identificar una forma ya que los bordes parecían borrosos, pero pudo ver un objeto de forma ovalada en una posición horizontal, y que era del tamaño de un avión jumbo.

Publicidad

“La nave y los objetos más pequeños comenzaron a moverse como luciérnagas, de izquierda a derecha, de arriba a abajo”, dijo Singh a Daily Mail. Agregó que estas estaban girando por todas partes instantáneamente, a una altura aproximada de 9.000 metros.

Aseguró que los objetos volaron de un extremo al otro del horizonte en solo segundos y estimó que viajaban a varios miles de millas por hora. “De repente, los objetos más pequeños se reincorporaron a la nave. La nave pareció encogerse más y más hasta que desapareció. No voló al espacio, simplemente desapareció gradualmente”, dijo.

Los militares creen que los objetos que presenciaron no eran de origen humano. Uno de ellos indicó que la situación se regó por el regimiento y llegó a oídos de un oficial superior, quien le dijo “mantén la boca cerrada”.

Los hombres relataron que temían hacer reportes sobre lo ocurrido porque corrían el riesgo de ser sometidos a una evaluación psicológica que podría dañar su carrera. De todas formas, señalaron que no existía un proceso adecuado para hacer tales informes.

Publicidad

Aunque su misión era observar posibles actividades militares en la región, los tres soldados dijeron que no podían informar lo que habían visto. “Podríamos haber informado sobre el avistamiento de un avión, pero ¿Cómo podríamos haber descrito el fuselaje cuando no tenía ninguno?”, dijo Bingham.

Nuevo hallazgo probaría que la aparición de la vida en la Tierra se dio mucho antes de lo que se supone

Demi Lovato afirmó que se contactó con extraterrestres y compartió “evidencia” de su experiencia

Más informes en los últimos años

Los soldados han comenzado a informar más de este tipo de fenómenos, gracias al trabajo que se está haciendo para acabar con el estigma; el aumento de sistemas como drones en el espacio aéreo de EE. UU. y la mejora de los sensores y radares para detectarlos.

Bray mencionó este martes en el Congreso un informe oficial publicado hace casi un año donde se afirmaba que el país ha detectado entre 2004 y 2021 un total de 144 fenómenos aéreos no identificados, y añadió que esa cifra ha subido hasta 400.

En todo caso, el legislador demócrata Adam Schiff se mostró intrigado ya que el informe en cuestión, difundido por la oficina de la Directora de Inteligencia Nacional de EE. UU., recogía 18 fenómenos aéreos no identificados, que aparentemente disponían de una tecnología sofisticada y que volaron sin “ningún medio de propulsión discernible”.

En ese sentido, preguntó a Bray si EE. UU. sabe de algún adversario extranjero capaz de hacer volar objetos sin un medio distinguible de propulsión, a lo que el subdirector de Inteligencia Naval respondió que no tienen constancia de que ningún rival que pueda hacerlo.

Simplemente diría que hay una serie de eventos sobre los que no tenemos ninguna explicación”, dijo Bray, quien agregó que este tipo de objetos son los que más les interesan. (I)