Las autoridades de Singapur han detenido y presentado cargos este sábado contra un hombre australiano por lanzar una amenaza de bomba falsa durante un vuelo de la isla en ruta a Perth (Australia) el jueves, lo que forzó que el avión regresara a la ciudad-Estado escoltado por cazas.

El ciudadano australiano, de 30 años, ha sido acusado de realizar amenazas falsas de “actos terroristas”, delito que la isla castiga con multas de hasta 365.000 dólares y una pena de cárcel de un máximo de diez años, según publican hoy medios locales, citando documentos de los tribunales.

El hombre se encuentra por el momento ingresado en el Instituto de Salud Mental de la isla, y tendrá que comparecer en un tribunal el 27 de octubre.

Publicidad

Según las autoridades isleñas, el australiano, H.K.F., afirmó a un tripulante del vuelo de la aerolínea de bajo coste Scoot alrededor de las 16:30 del jueves (GMT+8), cuando ya estaba en ruta, que tenía una bomba, y continuó repitiendo la palabra “bomba”.

Ante las amenazas, la tripulación alertó a la Policía y el vuelo TR16 emprendió camino de regreso a Singapur escoltado por cazas de la Fuerza Aérea de la República de Singapur (RSAF), aterrizando en el aeropuerto de Changi de la ciudad-Estado asiática a las 18.26 hora local (GMT+8).

Una vez en tierra, efectivos del comando de operaciones especiales rastrearon el avión, determinando que la amenaza de bomba había sido falsa. (I)