El Kremlin garantizó este martes un trato acorde con las “leyes internacionales” a los combatientes ucranianos que se rindieron en la acería de Azovstal, en Mariúpol, tras un prolongado asedio.

El presidente ruso, Vladimir Putin, “ha garantizado que (los rendidos) recibirán un trato acorde con las leyes internacionales”, dijo en rueda de prensa el portavoz de Presidencia rusa, Dmitri Peskov.

Rusia cifró hoy en 265 a los soldados ucranianos evacuados la víspera de la acería de Azovstal, incluidos 51 gravemente heridos, tras “deponer las armas y entregarse prisioneros”, según el Ministerio de Defensa.

Peskov evitó comentar la condición que tienen los militares rendidos y afirmó que se trata de un asunto del Ministerio de Defensa.

Publicidad

Ucrania afirmó hoy que continuará el trabajo para "salvar las vidas" de los combatientes atrincherados en Azovstal y confió en poder "intercambiarlos por prisioneros de guerra rusos".

A su vez, el presidente de la Duma (Cámara Baja) del Parlamento ruso, Viacheslav Volodin, aseguró este martes que los “criminales nazis”, en referencia a los integrantes del batallón nacionalista Azov, no deben ser intercambiados.

Son criminales de guerra y tenemos que hacerlo todo para que respondan ante la Justicia”, dijo.

Agregó asimismo que Rusia, “a diferencia de las Fuerzas Armadas de Ucrania”, brinda un “trato humano” a los prisioneros. (I)