Ebrahim Raisi tiene 63 años, es un clérigo religioso, que fue elegido presidente de Irán en 2021. Ganó las elecciones en 2021 con su partido conservador y con una campaña basada en denunciar la corrupción.

El mandatario ha sufrido un incidente aéreo este domingo, después de que el helicóptero en el que iba haya tenido que realizar “un duro aterrizaje” de emergencia debido a las malas condiciones climatológicas y la lluvia. Aún no se encuentra la aeronave ni se conoce estado del presidentee.

En este país, el presidente es el segundo funcionario de mayor rango en Irán. Según el artículo 113 de la Constitución, después del Líder, “el presidente será la máxima autoridad oficial del Estado responsable de la implementación de la Constitución y, como Jefe del Ejecutivo, del ejercicio de los poderes ejecutivos, con excepción de aquellos asuntos que se relacionen directamente con el Líder”.

Publicidad

Raisi, nacido en el este de Mashad en 1960, proviene de una devota familia religiosa, y se crió en el fervor de la revolución islámica, que derrocó a la monarquía en 1979.

El actual mandatario escaló en la pirámide del Poder Judicial como un estudioso religioso y un protegido de Khamenei, sirviendo como fiscal en varias ciudades.

En 2014, Raisi fue nombrado Fiscal General de Irán y, en 2016, el Líder Supremo Ali Khamenei lo designó como Custodio y Presidente de Astan Quds Razavi, una poderosa fundación que gestiona el santuario del Imán Reza en Mashhad, dotándole de una influencia económica y política considerable

Publicidad

Raisi se presentó por primera vez a la presidencia en 2017, pero fue derrotado por el presidente en funciones Hassan Rouhani.

Su actual administración ha enfrentado protestas significativas, como las manifestaciones masivas tras la muerte de Mahsa Amini en 2022. (I)