Este miércoles la hija del exministro de Defensa venezolano Raúl Isaías Baduel, Andreína Baduel, acusó al Gobierno de Venezuela de asesinar a su padre mientras se encontraba en prisión, luego de que el martes el fiscal general, Tarek Saab, informara de la muerte del militar por un paro cardiorrespiratorio, como consecuencia del COVID-19.

“El régimen asesinó a mi amado y valiente papá Raúl Baduel. Recientemente tuvimos la fe de vida de él; es falso que tenía COVID-19. Él nos reiteró, una y otra vez, que no se iba a prestar para bufonadas de la tiranía y que su único propósito era dejarnos un legado de dignidad y fe”, escribió Andreína Baduel en Twitter.

Por su parte, el abogado de la familia Baduel, Omar Mora Tosta, declaró al canal en línea VPI que la causa de la muerte debe investigarse y que la familia está solicitando que les sea entregado el cuerpo, según EFE.

“Que les entreguen (a la familia) el cuerpo del general y no ocurra, como en otros casos, que ellos (las autoridades) disponen o lo creman o disponen de las personas a su placer”, indicó Mora Tosta.

Publicidad

La hija de Baduel también pidió que no cremen el cuerpo de su padre, según el diario venezolano El Nacional.

Además, dijo que se encargará de solicitar una investigación con una “comisión internacional” para determinar la causa de la muerte del exministro, ya que no da credibilidad a la versión del fiscal.

A finales de septiembre, la hija de Baduel había pedido constatar las condiciones de salud del general tras denunciar el traslado de su padre de los sótanos del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), conocidos como “La tumba”, a otra sede del mismo organismo.

Según el abogado de la familia, el exministro “venía quejándose” de “muchas consecuencias de ese encierro injusto, de ese aislamiento y tortura blanca dentro de ‘La tumba’ durante tanto tiempo”.

Publicidad

Baduel fue un fiel aliado del fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013) y considerado como el artífice de su vuelta a la Presidencia tras el golpe de Estado que lo derrocó durante 48 horas en abril de 2002. También fue ministro de Defensa entre 2006 y 2007.

De acuerdo con una publicación de El País, Baduel era uno de los militares más respetados de su generación, y desde inicios de la década de los 80 era cercano a los movimientos bolivarianos que luego darían origen al chavismo.

En 2002, durante el golpe a Chávez, encabezó desde Maracay —donde está uno de los principales centros militares del país— la operación Restitución, que llevó de nuevo al poder a Chávez y desconoció a cualquier nuevo Gobierno.

Esto lo acercó aún más a Chávez, de quien incluso era compadre.

Publicidad

Sin embargo, la relación se deterioró en 2007, cuando le reclamó públicamente por querer perennizarse en el poder al intentar poner la reelección indefinida y otros cambios para diseñar según su deseo la “arquitectura constitucional del país”. Baduel fue uno de los que hizo campaña en contra de esta opción en el plebiscito de ese año, que significó la primera derrota electoral del chavismo. Aunque el entonces presidente luego usó otros artificios legales para terminar logrando su objetivo, pese a que el pueblo le había dicho que no en las urnas.

Tras eso lo pusieron en la mira de Miraflores (palacio presidencial de Venezuela), desde donde lo comenzaron a ver como un traidor.

Entre 2009 y 2015 pasó en la cárcel militar de Ramo Verde por acusaciones de corrupción. Fue liberado en 2015, pero seguía bajo vigilancia. Tras acercarse a la oposición, fue nuevamente encarcelado en 2017. Ya nunca más saldría.

Sus familiares dicen que desde entonces recibió muy malos tratos e incluso que fue torturado.

Publicidad

Dos de sus hijos también han sido atacados por el régimen. Uno, Raúl Emilio, estuvo en prisión y fue amnistiado en 2018. Mientras que Adolfo sigue preso por haber participado en la operación Gedeón, que tenía como objetivo quitar el apoyo militar a Nicolás Maduro, pero que fracasó.

Gonzalo Himiob, de la oenegé Foro Penal, dijo que con la muerte de Baduel ya son diez los presos políticos que han fallecido bajo custodia de las autoridades chavistas.

La Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos solicitó una investigación para esclarecer la causa de muerte de Baduel. (I)