El conflicto Rusia-Ucrania parece estar muy lejos del final. El presidente ruso, Vladimir Putin ahora atacó la central nuclear más grande de Europa, situada en Zaporiyia, Ucrania y se hizo con el control de la misma.

Todas las alarmas están encendidas a nivel global, pues luego de una semana desde que Rusia iniciara los ataques contra el país vecino para “desmilitarizarlo y desnazificarlo”, continúan los ataques y cada vez son más intensos, provocando un peligro nuclear inminente.

El temor de una guerra nuclear es latente, y el mundo aún recuerda los efectos mortales cuando Estados Unidos lanzó dos bombas en 1945, causando la muerte a cientos de miles de personas en Hiroshima y Nagasaki, con lo que puso fin a la Segunda Guerra Mundial con la rendición de Japón.

Este es el Satan 2: El misil balístico que posee Vladimir Putin 2 mil veces más potente que la bomba de Hiroshima y que pondría en jaque el conflicto Rusia-Ucrania

Estas son las recomendaciones en caso de un ataque nuclear

Ante las amenazas y el armamento que posee Putin, el Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos publicó una campaña informando lo que deben hacer las personas en caso de un ataque nuclear y el diario ABC reseñó el listado de recomendaciones a seguir:

Publicidad

  • Protégete en un edificio de ladrillo o concreto o bajo tierra, incluso si te encuentras a kilómetros de distancia de la zona cero.
  • Evitar contemplar el destello o la bola de fuego que se produce en la detonación, ya que podría causar ceguera.
  • No moverte y permanecer en el refugio como mínimo 48 horas para evitar los “productos de fisión” creados por la explosión nuclear, a no ser que las autoridades den otras instrucciones.
  • Si el evento se produce cuando estás en el exterior, es necesario refugiarse lo antes posible para protegerse de posibles lluvias ácidas.
  • Quitarse la ropa, colocarla en una bolsa de plástico, sellarla y ponerla lejos de humanos y animales.
  • Ducharse con agua y jabón cuando sea posible, sin frotar ni rascar la piel.
  • No usar acondicionador, ya que une el material radiactivo al cabello.
  • Si no es posible ducharse, limpiar la piel con un paño limpio o toallita, incluyendo las orejas, los párpados y las pestañas.
  • Limpiar suavemente la nariz.

La fisión nuclear produce tres tipos de partículas perjudiciales para la salud:

  • Partículas alfa: Baja capacidad de penetración. Puede ser un peligro si se ingieren o inhalan.
  • Partículas beta: Ligeramente penetrantes. La ropa y las botas, si son gruesas, pueden protegernos. La piel expuesta a ellas puede causar quemaduras. En el caso de ingerirlas o inhalarlas, afectarían a los huesos, el conducto gastrointestinal, la glándula tiroides y otros órganos.
  • Partículas gamma: Altamente penetrantes. Viajan mucho más despacio que las partículas anteriores, lo que puede lesionar gravemente las células del cuerpo.

Efectos que produce la radiación

Los efectos de la radiación en el cuerpo humano son innumerables. Pero, todo dependerá de la cantidad de radiación absorbida por el cuerpo, el tipo de material radiactivo, la forma en que el material radiactivo tocó o entró en el cuerpo y la cantidad de tiempo que la persona estuvo expuesta, según explica el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

La exposición a cantidades elevadas de radiación en poco tiempo puede ocasionar síndrome de irradiación aguda. Los síntomas son quemaduras en la piel, náuseas y vómitos. Si se experimenta cualquiera de estos efectos, es necesario buscar atención médica tan pronto como sea seguro salir del edificio o refugio donde se encuentre.

Las personas que reciben dosis elevadas de radiación tendrán un riesgo mayor de tener cáncer en etapas posteriores de su vida, dependiendo de la cantidad de radiación a la que estuvieron expuestas.

Publicidad

¿Cómo es una explosión nuclear?

Lo primero se apreciaría es un destello de luz capaz de causar ceguera temporal durante unos minutos. Después se produciría una ola de energía térmica, que puede causar lesiones e incluso la muerte, así como dañar estructuras a varios kilómetros de distancia. También una ola de radiación muy peligrosa para la salud.

Esta es la lujosa “ciudad subterránea” que resiste un ataque nuclear y que Vladimir Putin utiliza como búnker para su familia en el conflicto Rusia-Ucrania

Por otra parte, se produciría una bola de fuego que puede causar lesiones por quemaduras y hasta la muerte, también dañar estructuras a kilómetros de distancia. Además, un pulso electromagnético (EMP) capaz de arruinar los equipos de energía eléctrica y los componentes electrónicos a varios kilómetros de distancia después de la detonación y causar interrupciones temporales más adelante.

Otro de los peligros es la lluvia radioactiva, que puede ser desplazada por el viento. Los niveles más altos de radiación en el exterior ocurren justo después de la llegada de esta lluvia ácida y va disminuyendo con el tiempo. (I)