El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, fue multado con $ 108 el sábado por violar las medidas sanitarias para evitar los contagios de COVID-19 en el estado de Sao Paulo, al no usar una mascarilla y promover una gran multitud en una marcha con motociclistas.

Miles de motocicletas participaron el sábado en el acto “Aceleremos por Cristo” en Sao Paulo. El presidente de extrema derecha encabezó la marcha con un casco abierto y sin mascarilla, incumpliendo las normas estatales.

Bolsonaro, quien ha convocado manifestaciones en todo Brasil de cara a las elecciones presidenciales del próximo año, desoyó las advertencias del gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, un rival político, quien había dicho que el presidente sería multado si no respetaba las normas estatales.

Bolsonaro se ha enfrentado repetidamente con Doria y otros gobernadores por las medidas impuestas para contener el COVID-19, que se ha cobrado casi 485.000 vidas en Brasil, país solo superado por Estados Unidos.

Publicidad

En mayo pasado, partidarios del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, esperaron en Río de Janeiro participar en un recorrido en motocicleta. Foto: EFE

El presidente critica regularmente las medidas de confinamiento y el uso de mascarillas, y promociona medicamentos como la cloroquina y la hidroxicloroquina a pesar de que los estudios muestran que son ineficaces contra el COVID-19.

Al dirigirse a una multitud de seguidores que ondeaban banderas, Bolsonaro volvió a cargar contra el uso de mascarillas. El presidente prometió que promoverá que los vacunados contra el COVID-19 no tengan que llevar la boca tapada.

“Cualquiera que esté en contra de eso no cree en la ciencia. No hay forma de que una persona vacunada pueda transmitir el virus”, dijo.

Jair Bolsonaro dice que no tiene miedo a las consecuencias por su gestión ante la pandemia

De hecho, todavía hay poco consenso científico sobre si las personas vacunadas corren el riesgo de propagar el coronavirus.

Funcionarios de salud pública han instado a que sigan usando máscaras en situaciones de riesgo.

Autoridades del estado de Sao Paulo dijeron que habían multado a Bolsonaro, a su hijo congresista, Eduardo, y al ministro de Infraestructura, Tarcisio Gomes, por no usar mascarillas e incumplir las medidas de distanciamiento social en la manifestación.

Cada uno fue multado con 552,71 reales (alrededor de 108 dólares). La oficina del presidente no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.(I)