Gerry y Kate McCann, los progenitores de Madeleine McCann, desaparecida en mayo de 2007, han dicho sí a la solicitud de Julia Faustyna de realizarse una prueba de ADN.

“No tenemos nada que perder”, expone la pareja, según allegados, publica 20Minutos. El test genético, que pide la chica polaca, no dejará dudas y dirá efectivamente si es o no la niña británica buscada hace más de 16 años, desde que se le perdiera el rastro en Portugal.

Julia, quien cree ser Madeleine McCann, celebró la respuesta al escribir: “¡Gracias por su apoyo! ¡Kate y Gerry McCann accedieron a hacerse la prueba de ADN!”.

Publicidad

¿Quién es Julia Wandelt? Una joven polaca pide prueba de ADN “por su parecido” con Madeleine McCann y padres de la niña aceptan a la idea

Qué dicen los papás de Madeleine McCann

Un allegado a Kate y Gerry McCann expresó al Daily Star: “La familia no se arriesga, está dispuesta a analizar todas las pistas. Es importante que observen todos los factores, la niña se parece. No hay duda de eso”.

Si lo que dice (Julia) es verdad, hay muchas posibilidades de que sea ella. Todo suma, agregó esa persona cercana a los McCann.


Kate McCann y su marido, Gerry McCann sujetan un cartel con una fotografía de su hija desparecida en 2007, Madeleine McCann. Foto: EFE/Facundo Arrizabalaga/Archivo Foto: FACUNDO ARRIZABALAGA FACUNDO ARRIZABALAGA

Julia Faustyna, de 21 años, afirma ser adoptada y muestra fotos y videos de su defecto en el ojo derecho, parecido al de Madeleine.

Publicidad

La joven afirma que tiene otra mancha en una pierna como la de la niña desaparecida y que su sonrisa es muy similar a la de Gerry y Kate McCann.

No es Madeleine, sostiene Scotland Yard

A Scotland Yard no le asombra en lo absoluto las palabras de Julia. Dicen que a lo largo de estos años otras mujeres han dicho algo parecido y todo ha sido falso.

Publicidad

Para la Policía de Londres, de estar viva “Maddie” tendría 19 años y la joven polaca dice tener 21.

La entidad británica se pregunta por qué habría tardado tanto en aparecer Julia si el caso y la imagen de la menor se ha difundido ampliamente.

Scotland Yard descarta cualquier relación de Julia con los McCann, porque para la institución “toda su investigación les llevó a pensar que Madeleine murió la misma noche de su desaparición

La hipótesis “es que fue secuestrada por un agresor sexual. El comportamiento habitual de este tipo de delincuentes es matar a sus víctimas tras la agresión”, publica TeleMadrid.

Asegura la policía que “han sometido las imágenes de Madeleine al robot de envejecimiento facial” para tratar de visualizar cómo sería hoy la niña y “el resultado es muy diferente al rostro de Julia Wendel”.

Publicidad

Opina un perito fisionomista

Francisco Menen, perito fisionomista, adelantó que “la clave para comparar a ambas son sus orejas porque no cambian con los años, pueden hacerse más grandes pero no varían”.

Además, otro aspecto que comentó al citado programa y publicó Antena 3 es que “la nariz de Julia tiene una forma totalmente diferente a la de Madeleine”.

La noticia mantiene la atención mundial. Toca esperar los tiempos que se lleve la prueba de ADN para saber los resultados y, por ende, la verdad.

(I)

Te recomendamos estas noticias