Las autoridades de Bahamas investigan qué causó la muerte de tres turistas estadounidenses el viernes en un complejo hotelero del archipiélago caribeño y esperan obtener respuestas del análisis toxicológico de muestras recogidas en el lugar donde fallecieron, informó este lunes el jefe de la policía local.

Un forense realizará este lunes la autopsia de las tres víctimas, indicó el jefe de la policía bahameña, Paul Rolle, en rueda de prensa.

Se trata de un hombre de 68 años y su esposa, de 65, originarios de Tennessee, en el sur de Estados Unidos; y de un residente de Florida (sureste) de 64 años.

La esposa de este último, que estaba con él en el hotel, fue trasladada a un hospital de Florida y se encuentra en estado grave.

Publicidad

El vice primer ministro bahameño, Chester Cooper, descartó el sábado que esas muertes fueran consecuencia de un acto criminal.

Los cuerpos fueron hallados el viernes en el Sandals Emerald Bay, un lujoso complejo hotelero de la isla de Gran Exuma, situada a unos 200 km al sureste de la capital, Nasáu.

Expertos forenses recogieron muestras en los cadáveres y en las residencias para someterlos a un análisis toxicológico, con el fin de determinar si las muertes se debieron a algún tipo de contaminante, explicó Rolle.

Los resultados de esos análisis, que se realizarán con la ayuda de un laboratorio estadounidense, deberían estar disponibles en el plazo de una semana, añadió el jefe de la policía.

Publicidad

Las dos parejas afectadas se alojaban en residencias separadas en el complejo Sandals Emerald Bay.

Los fallecidos y la superviviente aseguraron sentirse enfermos la víspera de su muerte, indicó la policía bahameña, sin dar más detalles. (I)