“Alec (Baldwin) estaba sentado en un banco de iglesia del set, practicando su desenfunde”, informa el documento que este lunes entregó más detalles tras el accidente en que falleció la directora de fotografía Halyna Hutchins.

El equipo estaba rodando un western de bajo presupuesto llamado “Rust” en el estado de Nuevo México, en el sur de Estados Unidos.

Baldwin estaba ensayando una escena en la que apuntaba con una pistola de utilería al lente de la cámara cuando disparó mortalmente a la directora de fotografía, según los nuevos detalles de la tragedia difundidos el lunes. El director miraba por encima del hombro de la directora de fotografía de 42 años, que recibió un disparo en el torso el jueves y fue declarada muerta horas después.

El abogado penalista Vance Owen considera que Alec Baldwin “no debió referirse a lo ocurrido” en el set de grabación de la película Rust, en el que accidentalmente mató a la directora de fotografía Halyna Hutchins, esto luego de disparar un arma que en apariencia estaba descargada.

Publicidad

El especialista ofreció declaraciones en CNN, refiriéndose a la ley que rige en el Estado de Nuevo México (donde ocurrió el accidente) en los casos de homicidio involuntario.

El abogado también expuso sus puntos de vista con respecto a la pena que podría enfrentar el actor en estos casos, además, mencionó que si él hubiera sido el abogado del actor, le hubiera sugerido guardar silencio debido a que la investigación apenas inicia.

“El caso aún está en pañales y no se saben todos los detalles de qué fue lo sucedido, tal vez debió guardar sus comentarios para un momento en el cual la investigación esté más desarrollada y se sepa más acerca de esta tragedia. Esas declaraciones iniciales ahora las van a poder usar los abogados fiscales o civiles en su contra si llegara a haber una demanda civil por daños económicos”, dijo el especialista a CNN.

La directora de fotografía nacida en Ucrania Halyna Hutchins, de 42 años, recibió un golpe en el pecho y murió poco después del incidente del jueves en Nuevo México, mientras que el director Joel Souza, de 48 años, que estaba agachado detrás de ella mientras alineaban un tiro, resultó herido y hospitalizado. Foto: DAVID MCNEW / AFP

El abogado Owen también expuso que además Baldwin, protagonista y productor de Rust, otras personas podrían resultar culpables tras la investigación y por ende enfrentar una pena privativa de libertad.

Publicidad

“El estudio de la Ley de Nuevo México indica que podría ocurrir bajo caso comprobado, que obviamente se tiene que comprobar y los abogados fiscales tendrían que establecer cada elemento del crimen de homicidio involuntario en contra de Baldwin o quizá de otros productores o compañía de producción, así que todavía falta mucho, pero esa es la pena máxima de 18 meses en el estado de Nuevo México, si se llegara encontrar culpable sea a Alec Baldwin o a otros participantes de la película”.

También precisó detalles sobre el tema relacionado al homicidio involuntario.

“Nuevo México tiene una Ley llamada homicidio involuntario y ese es el riesgo más grande que yo vería para Alec Baldwin. Esto puede suceder cuando una persona es incompetente y quizá puedan demostrar que Alec no tenía la competencia para estar manejando esta arma”.

SANTA FE, NUEVO MÉXICO. Guardias de seguridad cuidan la entrada del rancho Bonanza Creek el 22 de octubre de 2021, donde se realizaba el rodaje de la película Rust, protagonizada por el actor Alec Baldwin. (Photo by Anne LEBRETON / AFP) Foto: Anne LEBRETON

“Este tipo de arma de utilería sigue siendo o puede ser un arma letal aunque se estén usando cartuchos de fogueo o salva porque los mismos cartuchos contienen o les salen guata, imprimaciones o cartillas --materiales laminosos-- que eso mató por ejemplo al hijo de Bruce Lee, recordó. El riesgo más grande es si deciden que fue homicidio involuntario que conlleva 18 meses de prisión y $5.000 de multa”, especificó.

Por otro lado, el diario español ABC ofreció información indicando que durante la grabación de Rust no se siguieron los protocolos de seguridad que están estandarizados por la industria. Tampoco tenían medidas relacionadas con la Covid-19 y parte del equipo, entre ellos camarógrafos, se habían retirado como protesta ante las supuestas malas condiciones laborales, como jornadas extenuantes, necesidad de viajar largas distancias ante el incumplimiento de pagarles el hospedaje y atrasos con los pagos. (I)