El Gobierno de Perú promulgó este viernes una ley que regula por primera vez las apuestas y juegos deportivos a distancia con la imposición de un impuesto del 12 % al ingreso neto de la actividad, que permitirá una recaudación de alrededor de 40 millones de dólares anuales para el sector público.

"Por primera vez el Perú está creando un impuesto especial al juego por Internet y apuestas deportivas con un impuesto del 12 %, lo cual va a generar una recaudación anual al Estado aproximadamente de 156 millones de soles (unos 40 millones de dólares)", declaró el presidente Pedro Castillo durante la ceremonia en el Palacio de Gobierno de la firma de la ley.

El mandatario aseveró que esta medida no solo "permitirá al Estado contar con mayores recursos para cumplir sus obligaciones en materia económica y social", sino también "representa un paso importante hacia la formalización de actividades que hasta día de hoy funcionaban sin ningún tipo de regulación ni fiscalización".

Puntualizó que el monto que se recaude por este nuevo impuesto se distribuirá "de manera equitativa" entre el Ministerio de Salud, el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo y el Instituto Peruano del Deporte.

Publicidad

"También se transferirá al tesoro público un 20 % del total recaudado", agregó.

Asimismo, Castillo precisó que la ley prohíbe la participación en los juegos y apuestas deportivas digitales de los menores de edad y a las personas que sufren de ludopatía e incluye "mecanismos para que estas actividades no sean empleadas para delitos informáticos, para fraudes y otros ilícitos".

Insistió, también, en que la aprobación de esta norma es "un claro ejemplo" de que, cuando el Ejecutivo y el Legislativo trabajan de la mano y ponen por delante los intereses del país, pueden "impulsar el crecimiento, el desarrollo, en beneficio de toda la ciudadanía".

“En esta oportunidad, el Ejecutivo y el Congreso hemos coincidido en la necesidad de establecer un marco normativo para que estas operaciones sean controladas de manera integral, pagando impuestos y cumpliendo sus condiciones adecuadas”, concluyó el jefe de Estado. (I)