Irán expresó su malestar a Paraguay por las acusaciones que tachó de “vanas e infundadas” de parte de funcionarios de este país contra los tripulantes iraníes de un avión retenido en Argentina bajo sospechas de terrorismo.

Poco más tarde, el Ministro de Inteligencia de Paraguay, Esteban Aquino, respondió a Irán que a través de un comunicado oficial había tratado de “sionistas” a los ministros de Inteligencia y del Interior. Aquino resaltó que Paraguay es un país libre y soberano y en este contexto, rechazó las amenazas vertidas por Irán.

El pronunciamiento está contenido en una “Nota verbal”, con fecha 23 de junio, que la Embajada de la República Islámica de Irán en Montevideo remitió a su similar paraguaya en Uruguay.

Fuentes del Gobierno en Asunción confirmaron la existencia del documento, publicado inicialmente este domingo por medios locales.

Publicidad

La legación se pronunció sobre el caso del avión de Emtrasur, filial del Consorcio Venezolano de Industrias Aeronáuticas y Servicios Aéreos (Conviasa) y que fue propiedad de la empresa iraní Mahan Air, el cual aterrizó en mayo pasado en Paraguay.

Citando noticias publicadas en distintos medios, Irán consideró las declaraciones de algunos funcionarios paraguayos, entre ellos los ministros del Interior, Federico González, y de Inteligencia, Esteban Aquino, "marcadas por la literatura y el enfoque antiraní de las autoridades estadounidenses y del régimen sionista".

"Plantearon unas acusaciones vanas e infundadas contra los tripulantes iraníes de dicha aeronave, que nunca han sido acorde con el antecedente de relaciones amistosas entre nuestros ambos países", señaló el texto.

En tal sentido, el Gobierno iraní dijo esperar que las autoridades e instituciones paraguayas adopten “las medidas necesarias”, a fin de “acabar con la difusión de acusaciones”.

Publicidad

De igual forma, pidió impedir que "decisiones no constructivas" de terceros países "repercutan en las relaciones bilaterales" entre Teherán y Asunción.

En declaraciones concedidas en días pasados a medios locales, González aseguró que Paraguay alertó a las fuerzas y los organismos de seguridad de la región sobre el avión que permanece en Argentina.

Además, afirmó que Estados Unidos suministró informes de que los tripulantes iraníes "formaban o forman parte" de un grupo que es considerado terrorista por Washington.

Por su parte, Aquino advirtió que uno de los tripulantes del avión venezolano-iraní es integrante de la Fuerza Quds, que hace parte de la Guardia Revolucionaria Islámica, considerada una organización terrorista por Estados Unidos. (I)