Una docena de oligarcas rusos sancionados por el conflicto Rusia-Ucrania, incluyendo a Roman Abramovich, Alisher Usmanov, Oleg Deripaska, Mikhail Fridman y Petr Aven están vinculados a más de mil millones de dólares en propiedades del Reino Unido.

La jefa de defensa del grupo anticorrupción Transparency International, Rachel Davies declaró que “debido al sistema de secreto aquí en el Reino Unido y en relación con las dependencias en el extranjero, es muy fácil para las personas ocultar sus activos y sus fondos en el Reino Unido y ni siquiera la policía tiene necesariamente a la vista dónde están esos activos”.

Sin embargo, la BBC encontró los documentos extraterritoriales filtrados que revelan el Registro de la Propiedad y archivos judiciales.

https://www.eluniverso.com/noticias/internacional/rusia-y-ucrania-quienes-son-los-oligarcas-rusos-sancionados-por-occidente-y-que-efecto-pueden-tener-las-sanciones-nota/

Estos son los oligarcas rusos sancionados por su conexión con Vladimir Putin

El primero en esta lista es Roman Abramovich, el propietario del Chelsea FC a quien le congelaron la mitad de su fortuna y está vinculado a más de 50 propiedades en Londres por un valor de más de 300 millones de dólares, incluida su mansión de 15 habitaciones en Kensington.

Publicidad

Sobre sus activos, el presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky pidió a Estados Unidos que no sancionara a Abramovich para que pudiera facilitar las conversaciones de paz.

Otro de los oligarcas es Alisher Usmanov, quien transfirió la mayor parte de sus propiedades en el Reino Unido a fideicomisos para evitar un poco las sanciones, está vinculado a dos mansiones y múltiples propiedades en Londres valoradas por poco menos de 200 millones de dólares.

A Usmanov le confiscaron en Alemania un superyate valorado por nada menos que en 735 millones de dólares.

También figura en la lista es Oleg Deripaska, quien asegura a través de su portavoz que no tiene nexos con Vladimir Putin ni con la política. Tiene un yate en aguas turcas y está vinculado a propiedades cerca del Palacio de Buckingham y una mansión en Surrey.

Publicidad

“Las sanciones se basaron en acusaciones infundadas y huecas”, dijo su portavoz al denunciar la acción en contra del empresario.

Por otra parte, Mikhail Fridman es otro de los que asegura que no tiene cercanía con Putin, sin embargo, también fue sancionado. Este posee una mansión en el norte de Londres con un costo de 85 millones de dólares adquirida en el 2016.

Mientras tanto, Petr Aven es propietario de una mansión en Virginia Water, Surrey, valorada en 20 millones de dólares.

La Unión Europea lo describe como uno de los oligarcas más cercanos al presidente ruso, por lo que consideran que las sanciones en su contra son “comprensibles, pero injustas”, porque nunca operó bajo las demandas de Putin.

La lista la finalizan Arkady Rotenberg, excompañero de judo de Putin en San Petersburgo, vinculado a una mansión valorada en alrededor de 60 millones y Andrey Akimov, Polina Kovaleva, Yuri Soloviev, Mikhail Gutseriev, Igor Shuvalov y German Khan. (I)