NOTICIAS

Publicidad

Una mujer murió durante 40 minutos, la reanimaron e indujeron al coma: “Cuando regresé a mi cuerpo, sabía lo que tenía que hacer para sanar”

Los médicos la reanimaron. "Me di cuenta de que no mueres, solo tu cuerpo sigue adelante y que mi misión aquí aún no había terminado", cuenta Kirsty Bortoft.

Publicidad

Actualizado el 

Cuando la pareja de Kirsty Bortoft la llevó al hospital, tras hallarla inconsciente en un sofá de su vivienda, los médicos dijeron que solo tenía un seis por ciento de probabilidades de sobrevivir.

Todo era dramático, angustiante. Tan grave estuvo la mujer que durante 40 minutos la dieron por muerta. Los médicos, todo ese tiempo, lucharon desesperados para reanimarla, publicó The Sun.

“Estaba sentada en el sofá, con los ojos abiertos y “sin vida”. Así, describen, fue localizada Kirsty, una británica de 49 años.

Publicidad

Ese día, la mujer, madre de tres hijos, pensaba pasar una noche con Stu. Habían planeado cenar juntos.

El padre de Kirsty se había ofrecido a cocinar pizza para sus tres nietos para que la pareja pudiera pasar un tiempo a solas. Era el 29 de enero de 2021.

“Tuvo suerte de estar de visita en un hospital”: una picadura de pulga casi mata a un cuidador de mascotas que perdió sus manos y parte de sus pies

Qué sucedió con Kirsty

Stu la halló inconsciente. Agregó que tenía unos “patrones hexagonales extraños” en varias partes de su cuerpo, difundió El Tiempo.

Publicidad

El hombre buscó reanimarla y es ella quien ahora cuenta esos eternos minutos: “Me puso en el suelo y empezó a realizar RCP mientras hablaba por teléfono con los servicios de emergencia.

Después de conectarme a varias máquinas, el socorrista utilizó un desfibrilador para poner en ritmo los débiles latidos de mi corazón. Desafortunadamente, después de estabilizarme, volvió a suceder lo mismo y mi corazón latía tan rápido que eventualmente se habría detenido y se habría rendido”, narró a The Sun.

Publicidad

Los médicos continuaron la reanimación hasta que lograron que su corazón volviera a latir

El Universal

En el hospital, del Reino Unido, le pidieron a Stu y a otros familiares de la mujer que se prepararan para lo peor.

Kirsty Bortoft había sufrido un paro cardíaco y los médicos la pusieron en coma inducido para poder salvar su vida, explicó El Tiempo.

Algo mágico sucedió, dice Kisrty

Al día siguiente, su pareja quiso verla e insistió en hablarle a través de una videollamada.

El hombre le dijo que cuando se recuperara, se casarían.

Publicidad

Kirsty, lógicamente, estaba inconsciente y asevera que algo “mágico” sucedió y pronto fue “devuelta” a la vida.

A pesar de estar inconsciente, Kirsty dijo que sabía exactamente todo lo que acontecía a su alrededor.

El Tiempo

A The Sun narró que mientras estaba inconsciente, una amiga suya que era psíquica se comunicó con su hermana para saber qué estaba pasando.

Hasta ese momento, aclaró el medio colombiano, “solo la familia más cercana (esposo, padres e hijos) sabían que Bortoft estaba en un centro médico luchando por su vida”.

Niño con piel de mariposa despierta de un coma luego de 16 días y el abrazo con su madre enternece en redes sociales

Esa amiga “dijo que mi espíritu estaba en su salón y le estaba pidiendo que escribiera listas para mis hijos y mi papá. Mi hermana le dijo que estaba en el hospital luchando por mi vida y aparentemente estuve allí más de dos horas.

“Le dije (a mi amiga) que mi cuerpo se estaba descomponiendo y que no creía que pudiera volver a hacerlo, pero ella se puso severa conmigo y me dijo que volviera”, describió para asombro de todos.

El “retorno” a la vida se dio: “Cuando finalmente regresé a mi cuerpo, sabía exactamente lo que tenía que hacer para sanar, como una descarga de información. Me di cuenta de que no mueres, solo tu cuerpo sigue adelante y que mi misión aquí aún no había terminado”, dijo la mujer que retó y venció ese 6% de probabilidad que había para sobrevivir.

Mientras estuvo en coma, “Stu se puso en contacto con grupos de meditación y habló con amigos que, según Kirsty, iniciaron una ola de trabajo curativo”.

La gente de todo el mundo se conectaba para orar y meditar, incluso tenía un maestro de Reiki trabajando durante horas y apoyándome en mi regreso a mi cuerpo.

Kirsty Bortoft

En el hospital, “todos los días meditaba e imaginaba una luz blanca y dorada fluyendo a través de las células de mi cuerpo (…) Sabía que lo que estaba haciendo”.

“Aceleré lo inevitable y me curé más rápido, el día diez, me hicieron una radiografía de los pulmones y el radiógrafo se quedó sin habla: las cicatrices y el agua prácticamente habían desaparecido.

“Le dije que había curado mis pulmones”, narró.

Ella y su esposo, reseñó El Tiempo, “mantienen firmemente que una serie de ‘factores desconocidos’ la ayudaron a sobrevivir”.

Kirsty afirma, tras tremenda experiencia, que le dieron una “segunda oportunidad en la vida”. Ha indagado sobre casos similares al suyo y señala: “Solo hay otro como el mío en el que la persona sobrevivió sin apenas problemas”. (I)

Te recomendamos estas noticias



Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad